Durante gran parte del primer año de la pandemia (2020) los cruceros tuvieron que parar sus actividades alrededor del mundo y ahora, a causa de las nuevas olas de coronavirus, vuelven a tener problemas para funcionar.

Este lunes se reportó que los cinco navíos de crucero que están operando actualmente en el litoral brasileño han registrado casos de la COVID-19 entre sus tripulantes y pasajeros, y a tres ya se les impusieron nuevas restricciones sanitarias, informó la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) de Brasil.

De los tres a los que se le impusieron restricciones, dos fueron declarados en nivel 4 de gravedad epidemiológica, es decir cuando ya se constató que la transmisión a bordo es comunitaria y elevada, por lo que tienen que suspender operaciones, y el tercero en nivel 3, en la que hay contagios y transmisión pero no a niveles preocupantes.

Publicidad

El órgano regulador también emitió un comunicado el sábado, que reiteró el domingo, en el que aconseja a todos los pasajeros que adquirieron pasajes para cruceros en la nueva temporada que cancelen o posterguen los viajes y que desistan de embarcar.

La agencia explicó que desaconseja el embarque por causa del aumento “vertiginoso” de los casos del COVID-19 en las embarcaciones, recoge Efe.

“La recomendación tiene en cuenta el cambio rápido en el escenario epidemiológico, el riego de daños a la salud de los pasajeros y la incertidumbre de las operaciones en este momento”, aclaró la Anvisa al admitir que puede suspender los viajes y obligar a los navíos que ya zarparon a volver a puerto.

Publicidad

“Todas las investigaciones demuestran que el virus Sars-Cov-2 se propaga fácilmente entre personas próximas a bordo de embarcaciones y que la posibilidad de contraer covid en los navíos de crucero es alta”, concluye.

Brasil, uno de los tres países más afectados por la pandemia del coronavirus junto a Estados Unidos e India, acumula cerca de 620.000 muertes y 22,3 millones de casos de COVID-19.

Publicidad

En tanto, más de 2.000 personas que viajaban en un crucero en aguas indias fueron impedidas de desembarcar tras un brote de covid-19 a bordo, informaron el lunes las autoridades.

El “Empress” zarpó de Bombay con destino a la antigua colonia portuguesa de Goa, pero las autoridades portuarias lo detuvieron el domingo cerca de su destino, en la ciudad de Vasco, tras detectar las infecciones.

Al menos 66 personas a bordo están contagiadas con el virus, dijo a la AFP Eugene D’Souza, patólogo del Hospital Victor. Los contagiados tendrán que realizar una cuarentena o ser hospitalizados, agregó.

En Colombia, por la rápida propagación de la variante ómicron en el mundo, los viajeros mayores de 18 años que lleguen al país en cruceros deben tener al menos una dosis de la vacuna y presentar una prueba PCR negativa, informó la semana pasado el Ministerio de Salud.

Publicidad

La medida se tomó “considerando la aceleración de casos” debido a la propagación de la variante ómicron, que ha provocado brotes en cruceros internacionales donde las personas no guardan el distanciamiento físico y las actividades de ocio dan lugar a mayor relajación de la protección.

Desembarco obligado

Unos 3.000 pasajeros, en su mayoría alemanes, vieron interrumpido este lunes su crucero con destino a las Islas Canarias después de que un brote de covid-19 les obligó a desembarcar en Lisboa, según las autoridades portuguesas.

Los primeros pasajeros que dieron positivo en el “AIDAnova”, de fabricación alemana, fueron trasladados a un autobús con destino al aeropuerto de Lisboa antes del amanecer, informó el jefe de la policía marítima de Lisboa, Diogo Vieira Branco.

El resto de los pasajeros será trasladado al final de la tarde, añadió.

El crucero, con 2.844 pasajeros y 1.353 miembros de la tripulación (tiene capacidad para 5.200 personas), atracó en Lisboa tras llegar desde el puerto de La Coruña, en el noroeste de España.

Estaba previsto que llegara a las españolas Islas Canarias después de pasar por la isla portuguesa de Madeira.

Tras la aparición de los primeros casos de contagio el miércoles, el operador AIDA Cruises Sunday decidió suspender el viaje por “la seguridad y la salud de sus huéspedes y de la tripulación”, dijo un portavoz a la AFP.

El lunes, el buque registró 68 casos positivos, 60 de ellos entre el personal de la tripulación.

Según el jefe de la policía marítima de Lisboa, las personas contagiadas son asintomáticas o tienen síntomas leves. La mayoría está realizando una cuarentena en hoteles de Lisboa, detalló. (I)