Todos los franceses mayores de 18 años podrán vacunarse con una tercera dosis de recordatorio contra el coronavirus a partir de este próximo sábado, según anunció este jueves el ministro de Sanidad, Olivier Véran.

"A partir de ahora la dosis de recordatorio estará abierta a todos los adultos de 18 años a partir de los cinco meses tras la última vacunación", dijo en el anuncio de las medidas tomadas este miércoles en el Consejo ministerial, presidido por Emmanuel Macron, para enfrentar la quinta ola y el evidente deterioro de la situación sanitaria en el país.

Según Véran, hay 19 millones de franceses eligibles para esta nueva dosis que tendrán que acceder a ella en los próximos dos meses.

Agregó que habrá vacunas suficientes que pueden ser solicitadas a los médicos de familia, enfermeras o en unos 1.200 centros de vacunación masiva que serán abiertos o reactivados en los próximos días.

Publicidad

El ministro anunció también un endurecimiento del pasaporte sanitario necesario para acceder a la mayor parte de los lugares públicos, que recoge que la persona está vacunada o presenta un test negativo.

Hasta ahora, ese test tenía una duración de 72 horas, pero el ministro la redujo a 24 horas, al tiempo que recordó que seguirá siendo de pago para los no vacunados.

Véran aseguró que la mascarilla volverá a ser obligatoria en todos los lugares públicos cerrados y apeló a mantener las medidas de protección, como el lavado de manos o la distancia social, y consideró que con todo este dispositivo "Francia puede superar esta quinta ola sin tomar medidas más duras".

El ministro descartó, por ahora, confinamiento, cierre anticipado de comercios o restricciones de desplazamientos, porque a diferencia de las olas precedentes Francia tiene a casi nueve de cada diez adultos vacunados.

"Sin la vacuna estaríamos sumergidos por esta nueva ola, porque la variante delta es más contagiosa y estaríamos confinados", señaló Véran, que indicó que el número de hospitalizados no vacunados es diez veces superior a los vacunados.

El ministro agregó que, junto a todas esas herramientas para combatir la covid, pronto contarán con dos tratamientos que están teniendo "resultados esperanzadores".

Uno, inyectable, estará reservado a pacientes hospitalizados con formas graves de la enfermedad, mientras que el otro, una pastilla que estará disponible en farmacias a partir de diciembre aunque requerirá receta, divide entre dos el riesgo de hospitalización si se toma en los cinco días posteriores al contagio. (I)