La Conferencia Episcopal Ecuatoriana emitió una carta al organismo en Nicaragua de solidaridad y cercanía ante los últimos conflictos que ha tenido con el gobierno de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo.

El régimen expulsó en marzo pasado a monseñor Waldemar Stanislaw Sommertag, representante de El Vaticano en Nicaragua así como ha asediado al obispo Rolando Álvarez. También expulsó a las Misioneras de la Caridad de la orden Madre Teresa de Calcuta así como varios sacerdotes han sido forzados a salir del país entre el 2019 y 2021.

Daniel Ortega creía que monjas rezaban para que lo asesinaran, según WikiLeaks

Ante esto, la conferencia ecuatoriana explicó que actualmente sufren la persecución y represión por su fidelidad al Evangelio de la vida, de la libertad, de la justicia y de la paz.

“Hacemos nuestras las esperanzas de mejores días para todos los empobrecidos y marginados de la sociedad nicaragüense en un sistema democrático más libre, justo y fraterno”, se indicó.

Publicidad

Iglesia católica de Nicaragua denuncia detención y desaparición de un sacerdote

En el documento, firmado por el presidente de la confederación, monseñor Luis Cabrera, así como también el vicepresidente monseñor Alfredo Espinoza y el secretario general monseñor David de la Torre, se comprometen las oraciones para que “el Espíritu Santo les siga concediendo la gracia de la sabiduría y la fortaleza necesarias”.

El oficio es dirigido al obispo de Jinotega, Carlos Enrique Herrera, quien es presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua. (I)