Cientos de personas deportadas de Estados Unidos a México, en su mayoría mujeres y niños, se encuentran varadas en Reynosa, en el norteño estado de Tamaulipas, debido al Título 42, alertó este jueves (29.04.2021) la ONG Médicos sin Fronteras.

“(Los migrantes están) vulnerables al secuestro y la violencia y sin bienes básicos de primera necesidad como agua potable, refugio, así como servicios sociales o de salud”, dijo la organización en un comunicado.

Durante la Administración de Donald Trump, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, en inglés) emitieron, en marzo de 2020, el Título 42 como parte de la respuesta del gobierno a la pandemia del COVID-19.

Esta disposición señala que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) puede devolver por la fuerza a través de la frontera a migrantes que hayan entrado de forma irregular a Estados Unidos, sin darles la oportunidad de solicitar asilo o protección.

Según MSF, el grupo compuesto principalmente por familias de Honduras, Guatemala y El Salvador se encuentra en la Plaza de la República de Reynosa, ubicación muy cercana a la frontera con Estados Unidos.

El gran reto para Estados Unidos

El organismo indicó que está proporcionando más de 150 servicios médicos, psicológicos sociales y de promoción de la salud en un día.

Durante el último mes, la cantidad de personas deportadas a Reynosa ha seguido aumentando y, según reportaron, hasta hace unos días, había aproximadamente 400 personas en la plaza pública.

De estos, la mayoría son migrantes que cruzaron a Estados Unidos y fueron deportados directamente a México bajo el Título 42, “una política perniciosa y discriminatoria de la era Trump que ha continuado bajo la Administración de (Joe) Biden”, dijo MSF.

Desde marzo de 2020, el gobierno de EE.UU. ha llevado a cabo más de 618.000 deportaciones bajo el Título 42 y solo en marzo de 2021 más de 104.000 personas fueron deportadas, detallaron.