El embajador de Estados Unidos en Pekín denunció hoy la censura a la que han sido sometidas varias entradas de su legación publicadas en las redes sociales chinas en las que Washington pedía el “regreso de las libertades” a Hong Kong.

El embajador estadounidense, Nicholas Burns, declaró hoy en Twitter que varios artículos publicados recientemente en las cuentas de la embajada estadounidense de Wechat y Weibo, dos de las principales aplicaciones del gigante asiático, fueron eliminados por las autoridades chinas.

Los temas considerados inapropiados por Pekín fueron unas publicaciones de la Casa Blanca y del secretario de Estado Anthony Blinken sobre el 25º aniversario del regreso de Hong Kong a soberanía china, que tuvo lugar el pasado 1 de julio, además de otra entrada relativa a la última Cumbre de la OTAN.

En su entrada, Blinken señaló que las autoridades chinas “han roto sus promesas a los hongkoneses” tras “encarcelar a la oposición”, “cerrar museos y medios de comunicación” o “debilitar las instituciones democráticas”.

Publicidad

“Es evidente que las autoridades en Hong Kong y en Pekín no desean participación democrática, libertades fundamentales o medios independientes como parte de su visión para esa ciudad”, aseguró.

“La República Popular China debería permitir que el pueblo chino vea lo que dicen los líderes estadounidenses, al igual que el pueblo estadounidense escucha lo que dicen los líderes chinos”, agregó el embajador estadounidense.

Los artículos desaparecieron de las cuentas de la embajada, denunció Burns, aunque Efe pudo confirmar que la publicación relativa a la OTAN sigue accesible en Weibo.

El Gobierno chino, que cuenta con un férreo sistema de censura conocido como El Gran Cortafuegos, ha fortalecido en los últimos años su control sobre lo que se publica en la red con varias leyes en las que prohíbe a los internautas la publicación de contenidos que atenten contra “el honor nacional”, “perturben el orden económico o social” o destinados a “derrocar el sistema socialista”. (I)