Las autoridades chinas aprobaron este viernes que los menores de entre 3 y 17 años puedan optar a ser inoculados con las vacunas aprobadas para uso de emergencia contra el COVID-19 en el país.

Según la agencia de noticias oficial Xinhua, los antígenos desarrollados por las farmacéuticas locales Sinopharm y Sinovac —que figuran entre las aprobadas para adultos en el país— han demostrado ser seguros en personas de esa franja de edad tras pruebas clínicas y revisiones por parte de expertos.

COVID-19: Italia solo inyectará la vacuna de Astrazeneca a mayores de 60 años tras muerte de joven por una trombosis cerebral

Esas vacunas serán las empleadas a partir de ahora en menores de entre 3 y 17 años, para los que se elaborarán políticas de inoculación específicas.

Hasta el momento las vacunas contra el COVID-19 solo estaban siendo administradas a adultos en China, y ya se han inyectado más de 845 millones de dosis a unos 622 millones de personas en el país.

COVID-19: Las vacunas de AstraZeneca y Pfizer reducen hasta un 80 % los contagios en Reino Unido

El experto del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) Shao Yiming aseguró en una rueda de prensa celebrada hoy que esta campaña nacional de vacunación ha demostrado que los sueros desarrollados por las firmas chinas son “seguros y efectivos”.

A pesar de ser el primer país del mundo en registrar brotes de COVID, China mantiene bajo control la pandemia desde mediados del año pasado, con algunos rebrotes puntuales a pequeña escala en diferentes partes del país, como el recientemente registrado en la provincia suroriental de Cantón. (I)