Casi 400 migrantes esperan en los barcos de las ONG Sea Watch y Sos Méditerranée un puerto para desembarcar lo antes posible tras haber sido rescatados en el Mediterráneo central.

El último rescate se produjo este domingo cuando el barco Ocean Viking de Sos Méditerranée rescató a 75 personas que se encontraban hacinadas en un bote neumático en la zona de búsqueda y rescate (SAR, en sus siglas en inglés) de Libia.

Entre ellos hay 34 menores no acompañados, 4 mujeres embarazadas, 8 niños y un bebé, explicó la ONG en sus redes sociales, y se suman a los 15 que rescataron en una operación anterior por lo que el barco lleva a 90 personas.

El oro barco, el Sea Watch, con 304 migrantes espera un puerto después de su primer rescate hace siete días en los que nueve personas tuvieron que ser evacuadas por motivos médicos.

Publicidad

“Entre estas 304 personas, tenemos un bebé de menos de un año. Todos esperan un puerto seguro”, señaló la ONG.

Alarm Phone, que recoge las llamadas de auxilio de los migrantes en el mar, alertó por su parte de que hay una barca a la deriva frente a Libia con cerca un centenar de personas y un cadáver a bordo.

Italia está viviendo en estos meses una aumento de las llegadas de los migrantes a sus costas y en lo que va de año, según los datos actualizados al 24 de junio, desembarcaron casi 26.000 en comparación con los 16.000 del mismo periodo del año pasado. (I)