La reforma tributaria propuesta por el presidente de Brasil, Lula da Silva, pretende elevar el impuesto al valor agregado (IVA) al 27,5 %. Eso lo convierte en la tasa más alta del mundo.

Actualmente, el valor de IVA más alto lo tiene Hungría, que llega al 27 %. Le siguen Noruega y Dinamarca con el 25 % y Finlandia con el 24 %.

Según DerechaDiario, Brasil no aplicaba directamente el IVA y en su lugar gravaba las ventas por medio del impuesto sobre mercancías y servicios y otras tasas a cuenta de impuestos internos.

Publicidad

Hasta 17 años de prisión para tres condenados por invasión al Congreso de Brasil en apoyo a Bolsonaro

Estos tributos se verían unificados bajo el nuevo IVA que propone Lula da Silva. Además, se permitiría al Estado crear nuevos impuestos sobre las exportaciones, los servicios, la energía, los combustibles y la explotación de minerales.

La reforma planteada por Lula se someterá a votación en comité del Senado de Brasil. La iniciativa ya acumuló más de 700 revisiones y tendrá mañana la votación de la primera vuelta en el pleno y al día siguiente otra ronda de sufragio.

Para ser aprobado en el pleno, el Gobierno necesita un mínimo de 49 votos. (I)