Las terribles condiciones en las que las personas discapacitadas pasan sus días en los orfanatos de Ucrania nuevamente alertan a la comunidad internacional. Un tema que había sido arropado por el conflicto Rusia-Ucrania vuelve a escena por un reportaje de la BBC.

Niños atados y adultos desnutridos en cunas son solo algunas de las calamidades que estas personas pasan en las instituciones ucranianas por un mal sistema de Estado y pagan la consecuencia de la pobreza del país.

Guerra en Ucrania: la odisea de unos padres ucranianos para rescatar a 6 de sus hijos adoptivos de una ciudad destruida por Rusia

Así viven los discapacitados en orfanatos de Ucrania

Un joven de 18 años, llamado Vasyl Valychko, es una de las miles de personas que vive en un orfanato en Ucrania a las afueras de la ciudad de Chernivtsi, tras sufrir epilepsia y problemas de aprendizaje.

Valychko puede pasar horas gritando en una banqueta con sus brazos atados y nadie le prestará atención. El reportaje evaluó la condición en cinco instituciones, donde se encontró problemas de abuso y maltratos generalizados a los pacientes, que son considerados una “mercancía del sistema”.

Publicidad

Inmovilizados y adultos acostados en cunas por años fue lo que constató el medio. Algunos atribuyen las calamidades a la guerra con Rusia, pero los expertos en derechos humanos aseguran que esta situación data de décadas atrás.

Según el gobierno ucraniano, estaba en planes una reforma al sistema, pero la guerra congeló el proyecto. Sin embargo, está la historia de Oleh, un hombre con parálisis cerebral que desde pequeño está recluido en la institución y hoy en día tiene 43 años.

Padres renuncian a sus hijos por la condición en Ucrania

Oleh fácilmente pudo vivir una vida plena con la parálisis cerebral si obtuviera el tratamiento adecuado, pero sus familiares no pudieron lidiar con su condición y decidieron renunciar a él.

Cabe recordar que, antes de la guerra, Ucrania ya era uno de los países más pobres de Europa.

Publicidad

En la institución, Oleh es compañero de Vasyl, quien solo con 18 años, lleva un pañal y no hace más que balancearse y gritar, pero el personal parece ni escucharlo. Además, está atado.

Por su parte, Oleh también está amarrado con las mangas de su suéter. Sus ojos vacíos miran a la distancia y casi siempre está orinado. El hombre de 43 años tiene años pasando sus días acostado en una cuna, de la cual rara vez se levanta.

Como consecuencia, Oleh presenta torceduras y malformaciones en los huesos, ya que es un hombre adulto y que no cabe cómodamente en una cuna.

En Ucrania hay alrededor de 100.000 discapacitados viviendo en orfanatos. Aunque la mayoría no son huérfanos, simplemente sus familiares decidieron renunciar a ellos por muchos motivos, el económico y el deficiente sistema de salud del país, principalmente.

Publicidad

“Es muy difícil ser padre de un niño discapacitado”, dice la madre de Vasyl, Maryna. Ella no cuestiona ni parece perturbada por el hecho de que su hijo esté atado, pero reconoció que necesitan más apoyo del Estado.

El director ejecutivo de Derechos Internacionales de Discapacidad, (DRI, por sus siglas en inglés), Eric Rosenthal, asegura que las personas discapacitadas son mercancías en “fábricas de discapacidad” para el país, también enfatizó la triste situación que viven estas personas, incluso con síntomas de desnutrición. “Mueren lentamente”.

La red de casi 700 instalaciones para personas con discapacidad en Ucrania recibe más de 120 millones de dólares al año por parte del Estado y emplea a 68.000 personas. (I)

Te recomendamos estas noticias