Un hombre extrañamente parecido a Brain Laundrie, la única persona de interés en el homicidio de Gabby Petito, fue interrogado por investigadores federales a punta de pistola después de que los informantes lo confundieran con el fugitivo buscado.

El hombre de Nueva York fue liberado después de que la falta de tatuajes demostrara que no era la persona de interés en la muerte de Gabby Petito.

Severin Beckwith y su compañera de viaje Anna Brettmann estaban durmiendo una siesta en un albergue en el sendero de los Apalaches en Carolina del Norte cuando los alguaciles estadounidenses irrumpieron en su habitación. ‘Lo siguiente que veo es un grupo de tipos con escudos antidisturbios con identificaiones de U.S. Alguaciles “escritos en ellos”, le dijo Beckwith al New Yorker. Me apuntaron a la cara con pistolas’.

El excursionista, todavía en ropa interior, fue esposado y llevado al pasillo del hotel mientras los investigadores, respondiendo a los supuestos avistamientos de Laundrie, trabajaban para confirmar su identidad.

Publicidad

Beckwith afirma que los agentes le tocaron un lado de la cabeza y afirmaron que tenía ‘una muesca en la parte superior de mi oído interno como (Laundrie)’. También le tomaron las huellas digitales y le pidieron que se afeitara la barba para demostrar que no era el prometido de la asesinada Gabby Petito.

Afirma que “se arrepintió de inmediato” de afeitarse la barba “porque yo tengo mucho menos barbilla que Laundrie”. El excursionista también señala que examinaron sus manos en busca del tatuaje de Laundrie, que no tenía.

Beckwith y Brettman, de Ithaca, Nueva York, habían estado acampando y recorriendo el sendero de los Apalaches desde finales de septiembre. Debido a varios días de lluvia intensa y falta de sueño, la pareja decidió registrarse en el Fontana Village Resort, un lodge ubicado a unas dos millas del sendero, en Dam, Carolina del Norte. Reservaron la habitación con una tarjeta de crédito vinculada a una identificación de Nueva York. “Lo cual, supongo, fue motivo suficiente para entrar”, dijo Beckwith, y señaló que Petito también era de Nueva York.

Más tarde fue puesto en libertad y se le concedió una noche gratis en el complejo.

Laundrie, de 23 años, es la única persona buscada intensamente en el homicidio de su prometida. Petito, de 22 años, fue descubierta muerta el 19 de septiembre en el Parque Nacional Grand Teton de Wyoming, meses después de que ella y Laundrie se embarcaran en un viaje a través del país en su camper Ford Transit. Fue estrangulada y probablemente fue asesinada de tres a cuatro semanas antes de que se descubriera su cuerpo, dijo un forense, quien dictaminó que su muerte fue un homicidio.

Su prometido regresó solo del viaje el 1 de septiembre y se negó a decir qué fue de su pareja. Las autoridades continúan en la búsqueda de Brian Laundrie. (I)