El director del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) se dijo el sábado “alarmado” por los bombardeos del viernes cerca de la central ucraniana de Zaporiyia, la mayor planta nuclear de Europa, ocupada desde marzo por tropas rusas.

En un comunicado, el argentino Rafael Grossi, director de la agencia nuclear de la ONU, indicó que los ataques representan “la última de una larga serie de informaciones cada vez más alarmantes.

Destacó asimismo que hay un “riesgo muy real de un desastre nuclear que amenace la salud pública y el medioambiente en Ucrania” y más allá de las fronteras de este país.

Publicidad

El operador de las plantas nucleares ucranianas, Energoatom, indicó que el bombardeo del viernes “dañó severamente” una estación con nitrógeno y oxígeno y un “edificio auxiliar”.

Ucrania y Rusia se acusan mutuamente de haber bombardeado una zona cercana a un reactor nuclear de la central de Zaporiyia.

Grossi condenó “cualquier acto violento llevado a cabo fuera o cerca” de la planta o contra sus empleados.

Publicidad

El alto funcionario agregó su disponibilidad para liderar una misión de expertos en seguridad de la OIEA a Zaporiyia, una posibilidad que hasta ahora Ucrania ha rechazado, ya que afirma que legitimaría la presencia de Rusia en la planta.

Las tropas rusas ocupan la planta nuclear desde marzo, al mes siguiente del inicio de la invasión de Ucrania. (I)