Indescriptible es el dolor que atraviesan los padres de un adolescente que, tras cuatro días de búsqueda – a raíz de una extraña desaparición- fue hallado sin vida a 100 metros de una escuela de Laboulaye, provincia de Córdoba, Argentina.

Detrás del homicidio de Joaquín Sperani, quien tenía 14 años, está otro adolescente de la misma edad. Ambos iban al mismo colegio. Además, eran vecinos y “mejores amigos”.

La sombra del bullying rodea este doloroso caso. Nada se descarta. “Yo denuncié bullying en el colegio meses atrás. La escuela no hizo nada”, afirmó la mamá de Joaquín, apuntó TN.

Publicidad

Para Martín Sperani, el papá de la víctima, ese chico que confesó tan atroz crimen “era uno más de la familia”.

Tanto él como la mamá de la víctima buscan respuestas: “Me morí junto con mi hijo (…) Estoy muerta en vida (...) no siento latir mi corazón”, se describió, según TN, la noche del lunes 3 de julio la madre de Joaquín, Mariela Flores.

El brutal asesinato de una niña de 12 años: dos compañeras de clase le dieron 30 puñaladas con una lima de uñas y la arrojaron por un barranco en Alemania

Qué pasó con Joaquín

Joaquín fue la tarde del pasado jueves 29 de junio al Instituto Provincial de Enseñanza Media (Ipem) 278 Malvinas Argentinas y “las cámaras recogieron que sale con su amigo (...)”.

Publicidad

Joaquín no entró al aula. Su bicicleta quedó en el colegio.

“Era un chico normal, después uno se enteró que hay un proceso de bullying en el medio y todo es confuso”, analizó el intendente César Abdala a medios argentinos.

Publicidad

Martín Sperani, papá del jovencito asesinado, dijo, según Radio Mitre, que gracias al análisis de las cámaras de seguridad pudieron identificar al mejor amigo de su hijo como principal sospechoso.

“Cuando lo veo por las cámaras que iba sonriente el mismo día, veo que vuelve el nene solo. Ahí noté que algo se cayó y descubrí que era el teléfono de mi hijo. Fue en ese momento que empecé a sospechar”, relató.

La impactante confesión

El adolescente implicado en este crimen, según señaló Abdala, ciertamente tenía el teléfono celular de Joaquín. Abdala, en contacto con Cadena 3, confirmó que se trató de un homicidio.

El cuerpo del jovencito lo hallaron unos primos en una vivienda abandonada. Mariela Flores lamenta: “Pasamos muchas veces por esa casa y nunca se nos dio por entrar”.

Publicidad

Notificó Abdala que el vecino de Joaquín confesó su participación en esta tragedia.

“(…) Estaba con psicólogo, es una criatura de 14 años hasta que se desmoronó y dijo que había sido él y paralelamente lo encuentran a Joaquín a 100 metros de la escuela”, explicó.

El padre de Joaquín fue informado de la fuerte aseveración. Ratificó que el menor confesó el crimen diciendo: ‘Sí, yo lo maté a Joaquín’.

Condenan a 13 años de prisión a un hombre por matar a su primo con una tijera

Golpeado hasta la muerte

La Nación publicó que, según las marcas en el cadáver, Joaquín recibió un golpe contundente en la cabeza. La policía halló un fierro y unos ladrillos.

Citan un primer informe de la autopsia: “Tenía golpes en la cabeza y el primer golpe habría sido por atrás”, añade.

Luego en TN ampliaron que " Joaquín sufrió un daño encefálico que le provocó la muerte inmediata luego de recibir más de 10 golpes en la cabeza”.

“Es un psicópata”

Mariela Flores, quien denunció el jueves por la noche que su hijo estaba desaparecido, recibió la peor de las noticias el domingo 2 de julio y desarrolló una crisis nerviosa.

La mujer fue informada de la violencia con la que atacaron a su hijo: “Joaquín está todo golpeado. Supuestamente, por lo que me dijo el comisario ahí, usaron un fierro”.

“Quiero quedarme con la imagen de mi hijo bello, la que usé para buscarlo”, dijo, según Radio Mitre.

“Es un psicópata”, dijo junto al padre de la víctima al enterarse de la confesión del vecino que detonó aún más esta tragedia que enluta a Laboulaye.

Martín, a su vez, declaró: " No entiendo qué pasó… Que su amigo haya hecho esto, que era uno más de la familia (...) La verdad es muy duro, no caigo. Me pregunto por qué, pero no tengo la respuesta”.

Nos juntábamos en casa, andábamos para todos lados incluso con los padres de él y me hace una cosa así.

Martín, padre de Joaquín Sperani

La noche del lunes 3 de julio, a Telenoche, según TN, Mariela Flores sobre el amigo de su hijo comentó: “Decía que Joaquín le había dado el celular y que se iba a ir con una familia que lo iba a tratar mejor. Me empecé a desesperar porque pensé que me iban a sacar a mi hijo del país”.

Flores recuerda la primera noche de la desaparición de su hijo y a su mente vienen imágenes de los padres del jovencito que confesó haber asesinado a Joaquín: “Ellos nos ayudaron la primera noche a buscar, por eso digo que el chico también engañó a los papás, cuesta creerlo. Si fue él, es un psicópata”, publicó TN.

El adiós a Joaquín y qué pasará con el “amigo”

La tarde del lunes 3 de julio, en medio de fuertes escenas de dolor se le dio el último adiós a Joaquín.

El implicado en esta muerte, de acuerdo con ese medio, fue llevado “a un centro penal juvenil de la capital provincial”.

El Poder Judicial provincial informó “que el traslado del joven, que por su edad es inimputable, se realizó ‘para su resguardo”.

Los papás de Joaquín están abatidos por el dolor. Mariela Flores espera respuestas y vuelve a hablar del vecino, del amigo de su hijo “desde que eran muy pequeños” y citada en TN expresó: “Si lo mató, ¿no pudo ir a la escuela con manchas de sangre en la ropa? Me hace pensar que no actuó solo”.

(I)

Te recomendamos estas noticias