Con la ceremonia del Kulla Raymi o fiesta de la luna, la Secretaría de Gestión y Desarrollo de los Pueblos y Nacionalidades celebró, este 21 de septiembre, el solsticio de otoño y con ello el inicio del tiempo de la siembra.

El Kulla Raymi es una de las cuatro festividades anuales del calendario andino, en la cual se realiza la preparación del suelo para la nueva siembra y se agradece a la Pachamama por la fertilidad y la energía femenina.

El ministro de Gestión y Desarrollo de Pueblos y Nacionalidades, Luis Pachala, destacó que en esta nueva etapa compuesta por tres meses se vuelve vital la revitalización de la feminidad, en esta fecha los pueblos y nacionalidades agradecen al Tayta Inti, Mama Killa y, sobre todo, a la Pachamama por la germinación de las semillas.

Los primeros brotes de los sembríos nos recuerdan, añadió, que nuestra madre tierra nos da la oportunidad de alimentarnos, en agradecimiento por su bondad realizamos esta ceremonia.

Con esta conmemoración y con esta celebración seguimos alimentando y fortaleciendo nuestros sentipensares como pueblos y nacionalidades, dando un claro mensaje a nuestra Pachamama, donde enunciamos que seguimos existiendo y proseguiremos celebrando la existencia de todos y con todos los seres que habitan este planeta, anotó el funcionario.

En la ceremonia, Luis Pachala, hizo un llamado a la juventud y al país para que no pierdan nuestros saberes ancestrales que son sumamente importantes para mantener el equilibrio de la tierra.

En el homenaje participaron pueblos, nacionalidades y autoridades del Gobierno central. El motivo de la celebración es el comienzo de la época de lluvias que trae consigo el ritual de la siembra, es en esta época donde se culmina el verano y los pueblos indígenas se congregan en familia para otorgar ofrendas a la madre tierra, con el fin de nutrirla y pedirle que bendiga y dé fuerza a sus cultivos.

En el evento se presentaron danzas representativas de la región Costa, Sierra y Amazonía. Finalmente, se hizo una pampa mesa, comida que reúne alimentos andinos, se ofrece en actos masivos y en las festividades ancestrales de los pueblos de la región Sierra para agradecer al Tayta Inti y a la Pachamama. (I)