En pocas semanas se prevé que el Banco del Austro abra sus puertas a sus clientes en Portoviejo, en la calle Sucre. Al lado de esta entidad bancaria se levanta la sede de la Corte Provincial de Justicia, donde nuevamente comenzaron los trabajos de rehabilitación de este edificio afectado por el terremoto del 16 de abril de 2016.

De momento este edificio, para cuya rehabilitación se destinaron $ 5,1 millones, tiene un avance de obras del 75 %, y se prevé que en diciembre abra nuevamente sus puertas al público, declaró José Verdi Cevallos, director provincial administrativo del Consejo de la Judicatura de Manabí.

El funcionario indicó que los trabajos se retomaron hace tres semanas, luego de que el Ministerio de Finanzas acreditara la transferencia de planillas atrasadas al contratista.

“Se está haciendo un proceso para adquirir todo el mobiliario; este proceso es de aproximadamente 400.000 dólares, y se lo hace en el Consejo de la Judicatura en Quito”, declaró Cevallos.

Publicidad

La plaza Portoviejo, ubicada en la misma calle Sucre, también reabrió su espacio remodelado este martes, 31 de agosto, y faltan pocos detalles para que se habilite el edificio del Municipio de Portoviejo, también afectado por el terremoto de hace más de cinco años, según confirmó María Atenaida Cedeño, coordinadora de la zona regenerada de Portoviejo.

A lo largo de las calles regeneradas, como la Quiroga, Sucre, Bolívar, Colón, Rocafuerte, Morales, Olmedo, Chile y Ricaurte, ya se han establecido o alquilado unos 135 locales, que representan el 90 % de los espacios por arrendamiento en estos sectores fuertemente afectados por el sismo de 7,8 en la escala de Richter.

“Es una buena señal y genera expectativas, por ejemplo, ya hay locales como cafeterías que abrieron y otra cafetería cuyos dueños ya están en los procesos de permisos y diseños. Creo que volvemos a generar ese espacio de productividad que siempre lo ha sido Portoviejo”, declaró Cedeño.

Farmacias, copiadoras, venta de alimentos y otros espacios son los locales que comenzaron a abrir sus puertas en una zona que tras el terremoto permaneció cerrada al paso de público. Pero aún falta por conocer cuándo se rehabilitan edificios como el de Correos y del Ministerio de Educación.

En la actualidad, con recursos propios el Municipio de Portoviejo invertirá cerca de $ 2 millones para continuar el proceso de regeneración de nueve manzanas que con retrasos entregó a inicios de agosto la CNEL a través del plan Priza.

El proyecto contempla la ubicación de adoquinado, aceras y colocación de capa asfáltica del perímetro de nueve manzanas comprendidas entre calles intervenidas, como Olmedo, Sucre, 18 de Octubre y Pedro Gual.

Se ubicarán 526 bancas, se sembrarán 260 árboles, se situarán unas 12.550 plantas, al igual que 96 semáforos, más de 300 señaléticas, obras que deben ejecutarse en 240 días, una vez que se conozca al adjudicatario. (I)