Cuenca

El sorpresivo invierno que golpea con fuerza al Austro cobró una segunda vida, esta vez en Paute, cantón de la provincia de Azuay. Según las previsiones del clima, el temporal se mantendrá durante esta semana.

La primera muerte confirmada fue la de Justin Cáceres, un pequeño de 10 años que cerca del mediodía fue sepultado por un aluvión de tierra en la parroquia Rivera, del cantón Azogues, capital de Cañar, y luego arrastrado por las aguas del río que desde ayer se encuentran caudalosas.

Temporal invernal afecta viviendas, plantaciones y suministro de agua potable en Azuay

Y este martes 5 de julio, alrededor de las 15:30, el coordinador zonal 6 del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR), Milton Benítez, confirmó la segunda muerte. María Cajamarca Peñafiel, una adulta mayor, no pudo escapar a tiempo del interior de su casa localizada en la parroquia Tomebamba, perteneciente al cantón Paute, ubicado al oeste de Cuenca.

Publicidad

El origen de este desastre es, según Benítez, la fuerte lluvia que debilitó la tierra que finalmente cayó sobre la casa que quedó totalmente destruida. Al inicio el rescate del cuerpo estuvo a cargo del Cuerpo de Bomberos de esa localidad, pero al confirmar que ya no tenía signos vitales, el trabajo se lo dejó en manos de la Policía Nacional.

El panorama en la parroquia era desolador porque se evidenció cómo la fuerza de la naturaleza arrasó con todo a su paso, a tal punto que la casa donde vivía Cajamarca quedó bajo tierra dejando como única parte visible el techo de madera.

También se conoció de dos personas que cayeron la tarde de este martes a un río. La policía municipal Katherine Gavilanes aseguró que son dos mujeres las que cayeron a las aguas del caudaloso río y que hasta las 18:00 no se las ha podido rescatar a pesar del operativo que se desplegó en conjunto con ellos, Policía Nacional, Comisión de Tránsito y Bomberos.

Finalmente, en Cuenca, aunque las lluvias se han mantenido, desde la Empresa Municipal Etapa la alerta en los ríos bajó de rojo a amarillo.

Publicidad

Dos fallecidos por deslizamientos en comunidades de Chimborazo y Cañar

El Tomebamba mantiene un caudal de 42,3 metros cúbicos por segundo (m3/s), el Tarqui tiene 5,77 m3/s, el Machángara se mantiene con 42,1 y finalmente el Yanuncay bajó en un día su caudal de 52,27 a 25,43 m3/s.

Aun así, se recomienda que hasta que los caudales no bajen, se alejen de las orillas y zonas de riesgo. (I)