Ambato

Como Hernán Orlando Jordán, de 30 años, fue identificada una nueva víctima mortal en Ambato. Es la quinta muerte violenta que se registra en menos de un mes en la ciudad.

El hecho ocurrió este lunes en la mañana a unos 100 metros de la Unidad de Policía Comunitaria en la ciudadela Cumandá, en el norte de la urbe ambateña.

Publicidad

Al conocer que se había detenido al presunto autor del asesinato, los familiares de la víctima se acercaron a la Unidad de Vigilancia Comunitaria con el fin de exigir que se haga justicia y que el hecho no quede en la impunidad.

Ellos indicaron que su pariente había estado junto a la pareja sentimental por las líneas del tren, cuando fueron asaltados por cuatro hombres extranjeros.

Uno de ellos le dio un golpe con un palo grande a la altura de la cabeza, sin permitirle que se defienda.

Publicidad

Un hombre murió apuñalado en un sector de Santa Rosa, en Tungurahua

Ante el ataque y por las amenazas, la mujer se fue del lugar diciendo que va a traer el dinero que pedían los maleantes. “Afortunadamente ella ha podido escapar, porque caso contrario también hubiesen acabado con su vida”, dijeron los parientes.

Contaron que la víctima era comerciante, no estaba casada ni tenía hijos.

Publicidad

Recordaron que por la difícil situación económica del país sus dos hermanas migraron a los Estados Unidos. “Incluso él también se fue, pero en México le ha cogido la migración y le ha deportado, si no no le hubiese pasado este hecho que nos entristece a toda la familia”, contó un sobrino.

Hicieron el llamado a las autoridades y a la Policía Nacional para que adopten medidas con el fin de erradicar la presencia de los extranjeros, que según refieren, se han tomado parte de las instalaciones de la estación del ferrocarril.

“La estación del tren, en Ingahúrco, está a pocos metros de donde sucedió el delito y así andan atemorizando a todos los que transitan por la zona”, añadieron los familiares.

Colecta Munera en Tungurahua se destinará a programas de vivienda, salud y alimentos

En Ingahúrco también hay temor de hablar abiertamente sobre lo que sucede en la estación del tren.

Publicidad

Los moradores aseveraron que hay inconvenientes con la presencia de extranjeros que se han tomado el local por el abandono en el que se encuentra.

“Como moradores hemos recurrido tanto a la Policía Nacional, a la Policía Comunitaria encargada del sector, así como a la Gobernación de Tungurahua e Intendencia de Policía, pero nadie nos brinda solución definitiva”, dijo un afectado.

El 27 de enero fue victimada una pareja de asiáticos, el 12 de febrero un hombre de 49 años y el viernes último un hombre fue apuñalado en la parroquia Santa Rosa. (I)