Patricio B. R., exvicealcalde de Tisaleo; Jorge Luis P. P., organizador de la competencia automovilística de 4x4; y Fredy M. V., propietario de los graderíos desmontables, fueron sentenciados a tres años de pena privativa de libertad por ser autores directos del homicidio culposo de tres personas, en el 2017, cuando se realizó ese evento.

Según un boletín de prensa, un Tribunal de Garantías Penales de Tungurahua sentenció a las tres personas con base en las pruebas expuestas por la Fiscalía; además, el fallo incluye una reparación integral a las familias de las víctimas por $ 85.000 y $ 15.000 para cada uno de los heridos. También los jueces ratificaron el estado de inocencia de otras tres personas.

Tres muertos por colapso de graderío en evento de Tisaleo

La audiencia de juicio duró algunos días. La fiscal del cantón Quero, Rocío Zambrano, demostró la materialidad del delito y la responsabilidad de los sentenciados con prueba documental, testimonial y pericial, se informó.

Publicidad

Se incluyó el reconocimiento médico-legal de las personas lesionadas, las autopsias de las víctimas en las que se determinó que la muerte fue causada por aplastamiento luego del colapso de la estructura en donde se encontraban.

También presentó el informe de inspección ocular técnica, el reconocimiento del lugar de los hechos, las copias certificadas de la ordenanza del cantón Tisaleo, los testimonios de los procesados y de exautoridades. Además, se expusieron pruebas documentales que involucran a los responsables de la organización del evento, del montaje de los graderíos y demás temas logísticos

El hecho se registró el 10 de diciembre de 2017 cuando se realizaba una competencia automovilística de 4×4 organizada por los sentenciados en el barrio Santa Teresita, del cantón Tisaleo.

Publicidad

Pero para que los asistentes puedan presenciar el evento se instalaron graderíos de estructura metálica sin que exista el permiso para hacerlo.

Montaje de tribuna que cayó en Tisaleo no tenía permisos

Al iniciar la competencia, los graderíos instalados comenzaron a tambalear hasta derrumbarse completamente, causando la muerte de tres personas y hubo más de 50 heridos, varios de ellos tuvieron lesiones permanentes y discapacidades.

Publicidad

El homicidio culposo está tipificado en el artículo 145, inciso primero, del Código Orgánico Integral Penal (COIP) y es sancionado con pena privativa de libertad de tres a cinco años. (I)