A Leonardo T. P., de 23 años; Édison T. P., de 28; y Édgar T. P., de 40, el juez de la Unidad Judicial Multicompetente de Baños de Agua Santa les dictó prisión preventiva por 30 días, por la supuesta agresión contra el teniente político de la parroquia Río Negro en los operativos de control para que se cumpla con el toque de queda.

La audiencia de calificación de flagrancia se realizó el domingo pasado.

“Rechazamos todo acto de violencia que haya sufrido nuestro equipo político y efectivos de la Policía Nacional en los cantones Pelileo, Patate y Baños de Agua Santa, los que ocasionaron el altercado en Río Negro fueron puestos a órdenes de las autoridades de justicia y les han puesto 30 días de prisión preventiva, hasta que se cumpla con la investigación”, aseveró Gabriela Rodríguez, gobernadora de Tungurahua.

De uno a tres años de prisión por incumplir el toque de queda; estos serán los controles en Quito durante los fines de semana

Esta es una de las 16 provincias en las que se aplica toque de queda de lunes a jueves entre las 20:00 y 05:00 y desde las 20:00 del viernes hasta las 05:00 del lunes. Las otras jurisdicciones son Azuay, Imbabura, Loja, Manabí, Santo Domingo de los Tsáchilas, Guayas, Pichincha, Los Ríos, Esmeraldas, Santa Elena, Carchi, Cotopaxi, Zamora Chinchipe, El Oro y Sucumbíos.

Publicidad

Rodríguez expresó que lo que hacen los funcionarios es controlar las disposiciones de las autoridades para ayudar al sistema de salud, con el fin de que no haya más casos de contagios en la provincia, pero que lastimosamente lo que se reciben son agresiones.

Añadió que se dará el seguimiento a los casos de las supuestas agresiones, para que las investigaciones tengan todo el sustento legal para que los infractores sean sancionados con todo el peso de la ley, y así dejar un precedente.

Casa de citas clandestina clausurada, decomiso de armas y desalojo de libadores durante segundo fin de semana de confinamiento absoluto en Guayaquil

El coronel Richard Karolys, jefe de la subzona 18 de la Policía Nacional en Tungurahua, detalló que en los controles para que se cumpla con el toque de queda hubo trece personas detenidas, y que en Río Negro se produjo la aprehensión por ataque y resistencia.

Agregó que también hubo agresiones verbales y físicas a los servidores policiales en Píllaro, Salasaca (Pelileo) y Patate.

Lamentó que una parte de la población no tome conciencia de la gravedad que se vive por la pandemia y que cuando se ejerce el control se pierde el respeto a la autoridad, que por esa razón a través de los abogados de la Policía Nacional se presentaron los procesos con el fin de que se haga justicia.

Dijo que a raíz del decreto del toque de queda disminuyeron las reuniones con aglomeraciones, pero que las inconductas son principalmente de los jóvenes lo que afecta a toda la población de la provincia, y por esa razón van a seguir con el trabajo de control. (I)