La Libertad, SANTA ELENA

Mauro Pincay Chóez, de 62 años, ha sido víctima de la delincuencia en dos ocasiones en los aproximadamente nueve años de los que labora como taxista.

Su reciente mala experiencia la vivió la noche del pasado viernes, aproximadamente a las 19:45, cuando dos sujetos le solicitaron una carrera a la altura de la clínica García en la vía a Punta Carnero. El destino era la parroquia Anconcito, perteneciente al cantón Salinas.

Sin embargo, los clientes resultaron ser delincuentes. En el trayecto intimidaron a Pincay con un cuchillo, luego procedieron a golpearlo, maniatarlo y amordazarlo para posteriormente dejarlo abandonado en la vía que conecta a Anconcito con la parroquia Ancón.

Publicidad

Pasajeros y conductores del transporte urbano de Esmeraldas fueron víctimas de robo

El conductor logró desatarse y pudo comunicarse con su esposa. También alertó a la Policía y a sus compañeros del robo del vehículo, perteneciente a la Compañía Sansalib que opera en la localidad. Además colocó la denuncia respectiva.

A través de redes sociales se difundió el caso para que la ciudadanía pueda generar alguna alerta en caso observaran la unidad.

Negocio en Sauces 1 sufrió robo a tres semanas de abrir; dueña puso denuncia, el sospechoso salió libre y volvió para atemorizarla. Local cerró y en vecindario hay temor

En primera instancia se indicó que un carro con las mismas características hacía sido visto en la Estatal 15 de la Ruta del Spondylus, al norte del cantón Santa Elena. Sin embargo, el vehículo apareció este sábado en la parte posterior del cementerio de la parroquia Ancón.

Hasta el sitio acudieron agentes policiales para el procedimiento respectivo.

Una familiar del afectado comentó que lo único que desapareció fue el juego de llaves y, aparentemente, unos dispositivos de almacenamiento de información. (I)