Una volqueta llena de ramas levantaba polvo en la calle Tarqui, en el centro norte de Quito, a media cuadra de la Contraloría General del Estado, este sábado, 25 de junio.

Aún había restos de llantas quemadas y otros materiales, a pesar de que la limpieza en la zona del parque El Arbolito había empezado en la tarde y noche del viernes 24 de junio, una vez que los protestantes fueron desalojados por acción policial y militar.

Con escoba y trapos, los propietarios de un local comercial adecentaban veredas y vidrios.

Olga Gualoto, quien tiene una cafetería y un minimercado, contó que abrieron el negocio a los tres días, aunque sostuvo que las manifestaciones no les afectaron tanto porque la policía estaba en la zona.

Publicidad

“Hay que seguir luchando, trabajando duro y seguir reactivándonos de nuevo”, comentaba la mujer, mientras música bailable animaba el ambiente, que se ha mantenido tenso por las protestas, que a ratos han sido violentas.

Afirmó que hay pérdidas para sus negocios y hay que pagar la luz, el agua, los $ 500 de arriendo del local. El abastecimiento no le ha llegado, por ejemplo, en el caso del pollo, por lo que esperaba ir al mercado de San Roque, este domingo.

Daños en el parque El Arbolito, junto al ágora de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, en el norte de Quito. Foto: Alfredo Cárdenas

Indígenas permanecerán en Quito hasta que el Gobierno acoja sus demandas, anunció Leonidas Iza

A pocos metros había cuadrillas del Municipio de Quito que continuaban con la limpieza de la zona, que ha sido el centro de las manifestaciones en contra del Gobierno.

Las afectaciones son evidentes. Los adoquines, que habían sido colocados en el parterre del parque, fueron sacados de sus lugares y usados como barricadas, o rotos para ser lanzados contra la fuerza pública.

Publicidad

Las ramas de los árboles sirvieron para impedir el paso o para ser quemadas. La acumulación de la basura se observa a lo largo del sitio.

Guido Núñez, director de Seguridad Ciudadana del Municipio de Quito, sostuvo que realizan el levantamiento de escombros y material, para lo cual hay volquetas de tres entidades municipales.

Núñez agregó que se busca que la zona vuelva a la normalidad, y están haciendo una evaluación de los daños.

“Vemos una gran afectación a lo que es señalética, a la parte del arbolado, a la parte del adoquinado, de los dos parques, tanto El Arbolito como El Ejido; y también en algunas otras partes de la ciudad, porque se han sustraído sumideros de agua”, dijo.

Publicidad

Pidió la colaboración ciudadana con la limpieza en las veredas.

También se trabajaba en el alumbrado público y se busca restablecer el transporte público.

Transporte empezó a dar servicio

El servicio municipal de la Ecovía empezó a ejecutarse desde la avenida Patria y hasta el norte, pero varias de las paradas hacia el centro no estaban habilitadas, lo que incluye la de Asamblea Nacional, así como la estación Guamaní, en el extremo sur de la urbe.

Policías y militares despejaron el parque El Arbolito y la Casa de la Cultura, tras anuncio del presidente Guillermo Lasso de emplear el uso progresivo de la fuerza

Los adoquines fueron levantados por los manifestantes, que los usaron como barricadas y proyectiles para lanzarlos a la fuerza pública. Alfredo Cárdenas/ EL UNIVERSO. Foto: El Universo

Hubo más flujo vehicular. El servicio de transporte municipal, en algunos tramos en el sur de la ciudad, que estaban suspendidos, ha vuelto a operar.

Publicidad

Por ejemplo, estaban habilitadas la terminal Quitumbe, Morán Valverde, El Capulí, El Recreo, Playón de la Marín.

En el norte, El Labrador, Río Coca, terminal Carcelén.

El servicio Trolebús no cubría la ruta Morán Valverde-El Labrador o Quitumbe-Colón, pero sí El Recreo-Labrador, Quitumbe-El Recreo.

Las vías al aeropuerto y terminales

Las vías de acceso al aeropuerto internacional Mariscal Sucre habilitadas eran la Ruta Viva, avenida Interoceánica, E35, conector Alpachaca-aeropuerto.

Las terminales terrestres de Quitumbe, en el sur, y de Carcelén, en el norte, se mantenían abiertas las 24 horas con personal técnico y listas para recibir a los usuarios y operadoras de transporte, según indicó el alcalde de Quito, Santiago Guarderas.

El servicio de agua potable, así como de electricidad, se han mantenido sin inconvenientes.

El principal centro de abastos, el Mercado Mayorista, en el sur de la ciudad, atiende este sábado entre las 01:00 y las 16:00.

El ingreso, según el Municipio, estaba con normalidad. Habían ingresado 129 camiones hasta las 08:00. Había un 40 % de abastecimiento de productos perecibles.

No se registraban —como en días anteriores— manifestaciones, y hay presencia policial y de agentes de Control del Municipio. (I)