CUENCA

La voz de un niño que decía “justicia para mi papi” retumbó en un megáfono que se ubicó en medio de un grupo de personas congregadas en los bajos de la Gobernación del Azuay, en el centro de Cuenca, la tarde de este lunes 6 de diciembre.

Aquellas eran las sentidas palabras del hijo de Juan Bermeo, joven asesinado la madrugada del 6 de diciembre de 2020 en las inmediaciones del parque de Miraflores, en el norte de la ciudad.

Hoy, allegados volvieron a reclamar que las investigaciones, según ellos, no avanzan después de un año del crimen.

Publicidad

Juan Bermeo fue asesinado hace un año mientras cumplía su rutina diaria de ejercicios. Nadie se imaginó que luego de ese día jamás volvería. Luego del trágico episodio, se colocó una denuncia en la Fiscalía para tratar de atrapar a los responsables, pero todo ha sido en vano hasta ahora, según contó Alfonso, padre del fallecido.

En Cuenca, deportista murió tras ser apuñalado por tratar de defenderse de robo

La familia Bermeo ha realizado varios plantones en estos doce meses, pero no ha recibido mayor información sobre los avances y resultados de las indagaciones. Por ello, con carteles, gritos, camisetas y carteles exigieron este lunes que el hecho no quede en la impunidad.

El pedido común fue de justicia, pero no solo para Juan Bermeo sino para todos los casos aún sin resolver en Cuenca. Asimismo, también clamaron por más seguridad a favor de todos los ciudadanos de la capital azuaya, pues algunos habitantes consideran que la vigilancia policial es limitada en la urbe.

Algunos de los allegados fueron recibidos por el gobernador del Azuay, Matías Abad, para explicarles los avances de un proceso que fue definido como reservado.

El padre de Bermeo dijo que solo anhela “que ofrezcan lo que cumplan” sobre las pesquisas relacionadas con el asesinato. Mientras ellos se manifestaban pacíficamente en los bajos de la Gobernación, la puerta de esta dependencia estuvo custodiada por policías armados.

Frente al reclamo, el gobernador del Azuay respondió que “han estado trabajando” en el tema, pero aclaró que la responsabilidad directa del proceso está en manos de la Fiscalía, entidad que no se ha pronunciado sobre el hecho en horas recientes. (I)