Desde esta mañana cientos de usuarios acudieron al Registro Civil para sacar o renovar su pasaporte. Largas filas se observaron en la agencia de las Naciones Unidas, en el norte de Quito, de personas que esperan horas para obtener este documento.

La demora en la atención es calificada por los usuarios como excesiva. “Es demasiado tiempo de espera, esperamos que sea más pronto adentro”, explicó Johana Morillo, quien acudió con su esposo a renovar el pasaporte. Aunque no tienen planificado un viaje contaron que les gustaría hacerlo para vacunarse.

Para Rodrigo Avilés Jaramillo, director general del Registro Civil, las filas son consecuencia de la alta demanda de personas que buscan realizar el llamado turismo de vacunación. “Tenemos un incremento de 600 a 900 pasaportes diarios solo en Quito”, añadió.

Para lidiar con la cantidad de gente que acude a diario, el Registro Civil ha decidido retomar los horarios ampliados. Desde este viernes se atenderá de 07:00 a 19:00 entre semana. Los sábados habrá atención de 07:00 a 15:00 y se prevé que esta jornada se mantenga por quince días.

Publicidad

“Esto se tiene que ir evaluando para ver si se extiende o se atiende los domingos”, aseguró el director general de la institución. En cuanto a insumos y maquinaria requerida, explicó que cuentan con los recursos necesarios para abastecer la demanda.

El pasaporte es el documento habilitante para viajar fuera del país. En el caso de los Estados Unidos también es necesario tener la visa vigente. Al momento no se están tramitando nuevas visas, solo renovaciones.

Normalmente el pasaporte es un documento que se puede obtener en 30 minutos, sin embargo, el creciente interés por obtenerlo provoca filas de más de dos horas.

En 2020 se emitieron 250.000 especies y en lo que va del año 2021 se acumulan 150.000 pasaportes entregados a nivel nacional. Desde mayo han sido más notorias las extensas filas por obtener este documento, explicó Avilés.

José Tucumbi llegó desde Latacunga para sacar el pasaporte por primera vez. Acudió a la agencia de las Naciones Unidas junto con su familia, quienes buscaban sacar la cédula de identidad. José planea viajar a Estados Unidos con su esposa a mediados de julio, ya que “la enfermedad ha avanzado bastante”, indicó.

El costo del pasaporte es de $ 90 y tiene el 50% de descuento para personas de la tercera edad. Los requisitos son la cédula de identidad original y el comprobante de pago. Para las personas con discapacidad es necesario presentar el carné que avale su condición.

En caso de renovación se deberá presentar el documento anterior para su anulación. Solo si el documento ha caducado no es obligatorio entregarlo. Los nuevos pasaportes tendrán una vigencia de diez años, en lugar de los seis que tenía anteriormente. (I)