“Somos el corazón de las que ya no laten” decía una de las pancartas que un grupo de mujeres levantaba en lo alto, mientras protestaban en contra de la violencia de género hacia las mujeres, al mediodía de este sábado 1 de octubre, en Quito.

La concentración se hizo en el parque El Arbolito, en el centro norte de la ciudad. Desde ahí empezaron a marchar, en medio de consignas a favor de María Belén Bernal, asesinada presuntamente por su esposo German Cáceres, teniente de la Policía, y en contra del Estado y de la institución policial.

Publicidad

“Por María Belén nadie se cansa”, “lo sabía, lo sabía, que a los femicidas los cuida la Policía”, fueron algunas de las principales consignas que voceaban, en su camino hacia la Comandancia General de la Policía. Esta es una de las marchas convocadas por organizaciones en 18 provincias.

Con sombreros y pañuelos con leyendas como ‘Ni Una Menos’, que se vendían a $ 1, las mujeres de varias organizaciones sociales participaron en la manifestación. Entre ellas estuvo Consuelo Arequipa, de la organización de mujeres independientes Omieiq, quien afirmó que el presunto femicidio de Bernal sacó a la luz la realidad de la violencia.

En Ecuador, cada 28 horas una mujer es asesinada por violencia femicida, de acuerdo a un estudio de la Asociación Latinoamérica para el Desarrollo Alternativo (Aldea).

Quito. Grupo de mujeres marcharon en contra de los abusos y femicidios. Salieron desde el parque El Arbolito y se dirigieron hasta la Comandancia de la Policía. Foto: API Foto: El Universo

“Nosotros siempre nos estamos protegiendo (...) ya que el Estado no ha brindado las políticas públicas para que nosotros como mujeres vivamos en un ambiente sano”, dijo Arequipa, quien asegura que si bien el Gobierno convocó a mesas de diálogo, por el proyecto de Ley que despenaliza el aborto en caso de violación, la mayoría de las organizaciones de mujeres feministas -aseguró- no han sido convocadas.

En carteles se leyeron también frases que recordaban otros asesinatos en manos de sus parejas. Maite Benavides, de la organización Mujeres Leales y Fuertes, sostuvo que hay más de 200 casos de feminicidio en Ecuador y que el Estado “no ha hecho nada”. Planteó la creación del Ministerio de la Mujer y la elaboración de políticas públicas a su favor. En otros se decía: ‘Quiero vivir sin miedo’, ‘Nos están matando’...

Publicidad

“La Policía no nos cuida”, fue el grito de decenas de mujeres que marcharon hasta la Comandancia de la Policía por la muerte de María Belén Bernal

Benavides afirmó que la marcha también fue por los desaparecidos. Entre ellos, uno de sus hermanos, a quien su familia vio por última vez en 2015.

Algunas calles fueron cerradas por los agentes de tránsito para permitir el paso de las manifestantes, quienes marcharon pacíficamente y recibieron, en su trayecto, expresiones a favor. Los conductores de vehículos, por ejemplo, tocaron sus bocinas en apoyo a su movilización.

Durante la marcha, algunas de las participantes pintaron graffitis con aerosoles en las paredes y otras áreas públicas. Este tipo de acciones se han repetido también en las últimas protestas en contra del femicidio de María Belén Bernal. (I)