El irrespeto a las medidas preventivas para evitar contagios de COVID-19 y al descanso ajeno se evidenciaron en diversos poblados del país durante el feriado de carnaval.

En el barrio Río Esmeraldas, suroeste de la capital esmeraldeña, se reportaron bailes públicos con el cierre de calles, que impidieron el tránsito vehicular y la movilidad de las personas, denunciaron vecinos.

Algo similar ocurrió en el sector de la parada 10, noroeste de la ciudad, donde la gente se amaneció divirtiendo. “Dos días que no se pudo dormir por la bulla de los equipos de sonido a alto volumen”, indicó la moradora Elizabeth Vera.

En los barrios Las Guacharacas y de la ribera del río Esmeraldas, personal de las instituciones de control realizó el monitoreo, a través de las cámaras de videovigilancia del ECU-911, de los operativos de retiro de libadores y escándalos en espacios públicos. Algunos fiesteros intentaron evitar los operativos y el retiro de las piscinas inflables de la vía pública.

Publicidad

Agentes de la Policía Montada y funcionarios del ECU-911 verificaron el cumplimiento de las normas de bioseguridad y el distanciamiento social en las playas de Esmeraldas y Atacames.

Algunos turistas regresaron desde las primeras horas de este martes 16, ante el anuncio de movilizaciones del sector indígena.

Celebraciones en Pastaza

En el cantón Arajuno, provincia de Pastaza, celebraron el feriado con varios eventos. Hubo competencia de coches de madera, motocross, camisetas mojadas, conciertos y bailes. Una gran cantidad de personas, incluyendo adultos y niños que no utilizaron mascarilla, se evidenció en las fotos subidas en las redes sociales del Municipio de esa localidad, que alcanza los 121 infectados de COVID-19 hasta este martes 16 de febrero.

Loja

El último 14 de febrero, en el sector de Tambopamba, perteneciente al cantón Saraguro, ubicado a 75 kilómetros de la capital provincial, se desarrolló un evento que convocó a cientos de personas a propósito de la celebración de San Valentín y carnaval.

Publicidad

En redes sociales se difundió un video en el que se observa un considerable número de personas en una explanada, bailando al ritmo de la música sin utilizar mascarilla ni guardar el debido distanciamiento social.

Al alcalde de ese cantón, Andrés Muñoz, no fue posible localizarlo vía telefónica.

Autoridades policiales dijeron que se conocía sobre la realización del evento.

“En Saraguro tenemos temas en que la Policía no puede interceder ni las autoridades de aquí, por cuanto su autonomía no les permite a ellos, sin embargo como Policía Nacional tratamos de brindar la seguridad del caso y ahora en estos tiempos, el distanciamiento, recomendar el uso de mascarilla, alcohol y gel (…), pero hay cosas que se nos van de las manos y no se puede realizar actividad ( impedir). Tengo entendido que no se tenían los documentos dirigidos a las autoridades para obtener los permisos, sin embargo, era vox populi que había la presentación de un artista y nosotros lo que propendimos ahí es que no exista violencia social” dijo el capitán Carlos Zambrano, jefe de Policía en Saraguro, sobre el evento.

La comunidad ha criticado a los ciudadanos que asistieron a dicho festejo en el cantón Saraguro, que suma 286 contagiados de COVID-19 hasta este martes 16 de febrero. (I)