En Ecuador, todos los trabajadores y sus empleadores están sujetos a la legislación ecuatoriana vigente, que tiene prevista una serie de permisos en diferentes situaciones. La ley considera varios permisos laborales que se le concederán al trabajador de la compañía, con el fin de permitirle ausentarse justificadamente del lugar de trabajo.

Permisos laborales

1. Conceder a los trabajadores el tiempo necesario para el ejercicio del sufragio en las elecciones populares establecidas por la ley, siempre que dicho tiempo no exceda de cuatro horas. (Art. 42, n.º 9)

2. Conceder el tiempo necesario para ser atendidos por los facultativos de la Dirección del Seguro General de Salud Individual y Familiar del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social. (Art. 42, n.º 9)

3. Para satisfacer requerimientos o notificaciones judiciales. (Art. 42, n.º 9)

Publicidad

4. Permitir a los trabajadores faltar o ausentarse del trabajo para desempeñar comisiones de la asociación a la que pertenezcan, siempre que esta dé aviso al empleador con la oportunidad debida. (Art. 42, n.º 11, primer inciso)

5. Los trabajadores comisionados gozarán de licencia por el tiempo necesario y volverán al puesto que ocupaban conservando todos los derechos derivados de sus respectivos contratos; pero no ganarán la remuneración correspondiente al tiempo perdido. (Art. 42, n.º 11, segundo inciso)

6. Conceder permiso o declarar en comisión de servicio hasta por un año y con derecho a remuneración hasta por seis meses al trabajador que, teniendo más de cinco años de actividad laboral y no menos de dos años de trabajo en la misma empresa, obtuviere beca para estudios en el extranjero, en materia relacionada con la actividad laboral que ejercita, o para especializarse en establecimientos oficiales del país, siempre que la empresa cuente con quince o más trabajadores y el número de becarios no exceda del dos por ciento del total de ellos. El becario, al regresar al país, deberá prestar sus servicios por lo menos durante dos años en la misma empresa. (Art. 42, n.º 27)

7. Los empleadores que contrataren mayores de quince años y menores de dieciocho años de edad que no hubieren terminado su instrucción básica están en la obligación de dejarles libres dos horas diarias de las destinadas al trabajo, a fin de que concurran a una escuela. (Art. 135)

8. Toda mujer trabajadora tiene derecho a una licencia con remuneración de doce (12) semanas por el nacimiento de su hija o hijo; en caso de nacimientos múltiples el plazo se extiende por diez días adicionales. (Art. 152, primer inciso)

9. El padre tiene derecho a licencia con remuneración por diez días por el nacimiento de su hija o hijo cuando el nacimiento sea por parto normal; en los casos de nacimientos múltiples o por cesárea se prolongará por cinco días más. (Art. 152, segundo inciso)

Publicidad

10. Licencia o permiso sin remuneración para el cuidado de los hijos por hasta 9 meses adicionales a la licencia de maternidad o paternidad. (Art. 152.1)

11. Conceder tres días de licencia con remuneración completa al trabajador, en caso de fallecimiento de su cónyuge o de su conviviente en unión de hecho o de sus parientes dentro del segundo grado de consanguinidad o afinidad. (Art. 42, n.º 30)

12. Licencia por adopción. (Art. 152.2)

13. Licencia con sueldo a las trabajadoras y trabajadores para el tratamiento médico de hijas o hijos que padecen de una enfermedad degenerativa. (Art. 152.3)

14. Cuando por razón de cualquier fiesta no determinada en el artículo 65 de este Código, el empleador licenciare a los trabajadores, estará obligado a pagarles la remuneración de ese día, como si el trabajo se hubiere realizado, a menos que entre empleador y trabajador hubiere mediado convenio expreso para la suspensión del trabajo, pues en tal caso nada deberá el primero al segundo por este concepto. (Art. 67)

15. Por fallecimiento del cónyuge, conviviente en unión de hecho, parientes hasta segundo grado de consanguinidad o afinidad del trabajador, se conceden tres días libres.

Adicionalmente pueden existir permisos laborales contemplados en el reglamento interno de las empresas para cubrir otro tipo de calamidad doméstica. (I)