Durante los últimos meses, el cabo segundo de Policía Santiago Olmedo ha tenido que usar un grillete y presentarse los martes y jueves ante las autoridades competentes como parte de las medidas que se le dictaron en el proceso que afronta por abatir a dos presuntos delincuentes en junio del 2021.

Un Tribunal de Garantías Penales de Chimborazo lo condenó en este caso por extralimitación en la ejecución de un acto de servicio. El miércoles fue condenado a tres años y cuatro meses de prisión y a pagar $ 10.000 por cada uno de los fallecidos en este caso y una multa de 10 salarios básicos.

En una entrevista con este Diario, Olmedo, de 34 años y oriundo de Imbabura, dice que está convencido de que actuó dentro de la ley al ver que su vida estaba en riesgo esa mañana de junio que persiguió a un asaltante que forcejeaba con un menor. En la persecución, dice, se encontró con otros dos sujetos al llegar a una esquina. Lo que pasó allí lo llevó a disparar.

¿Cómo recibió la condena del Tribunal de Chimborazo?

Publicidad

Realmente con una indignación total. No es lo que nosotros pensábamos que iban a resolver los jueces administrando justicia, sino todo lo contrario, pensábamos que se iba a ratificar mi estado de inocencia, por el cual gozo mediante una evaluación de parte de los jueces en concordancia con la audiencia de juicio que se realizó por cinco días.

La Fiscalía dice que usted se extralimitó en un acto de servicio. ¿Por qué usted no lo considera así?

Para que haya el cometimiento de un presunto delito de la extralimitación debe contemplarse o estar seguro de que no hubo el correcto uso de la fuerza, el uso progresivo. En todo momento se dio el correcto uso progresivo de la fuerza, desde nuestra presencia, la verbalización y la utilización de elementos disuasivos letales según la circunstancia y la agresividad del caso y la que se presenta por parte del delincuente.

La Fiscalía indica que usted usó su arma de dotación a 200 metros de distancia y disparó por la espalda a los presuntos antisociales.

Publicidad

No sé por qué la Fiscalía se ha manifestado de esta manera. La neutralización de los delincuentes se da porque hay una emboscada a mi persona, los delincuentes tuvieron el tiempo necesario para poder huir, estaban en una moto, así como lo hizo una tercera persona que estaba cerca de un terreno baldío para donde huyó. Pero los dos delincuentes que fallecen no es que estaban huyendo del lugar, no lo hacen y más bien me esperan en la esquina de las calles José María Roura y Pedro León, donde llego con el fin de aprehender a uno de los delincuentes que estaba cometiendo un ilícito contra un menor de edad.

Se viralizó un video de una parte del incidente donde se ve a un presunto delincuente que ataca a un menor, aparecen ustedes y salen en persecución, ¿qué pasó después en esa esquina?

En ese momento me llevo la sorpresa de que no es solo un delincuente, sino que son tres personas que de una manera hostil, agresiva, violenta y cobarde realizan acciones simultáneas que ponen en peligro mi vida. Un primer individuo se abalanza sobre mí con el cuchillo con el fin de agredirme, el segundo que estaba sobre la moto hace el gesto de llevar la mano a la cintura para coger un arma de fuego y en palabras soeces manifiesta que me quite o me mata. La tercera persona estaba diagonal a ellos con un arma que apunta. Estas tres acciones ponen en riesgo mi vida...

¿Qué llevó a los jueces a condenar al policía Santiago Olmedo? La Fiscalía indica que se disparó más de una decena de veces, el cabo refuta argumentos

¿En qué momento decidió hacer uso del arma?

Publicidad

Los disparos no fueron a 200 metros como lo señala la Fiscalía, son a menos de dos metros. Es decir, había una distancia supercorta entre los delincuentes y mi persona. En el momento que se dan las acciones simultáneas ponen en riesgo mi vida y allí no tengo otra opción que usar mi arma de fuego para neutralizar la acción delictiva.

Qué pasó en la persecución con sus otros compañeros que participaron... Fiscalía indicó que no encontraron elementos suficientes para determinar la participación del resto.

Para la Fiscalía no hay elementos suficientes, pero cabe señalar que uno de los peritajes dice que los tres servidores que nos encontrábamos en el lugar efectuamos disparos. ¿Por qué se llega a esa conclusión? Porque nos hacen a nosotros un barrido electrónico en las manos con el objetivo de tomar muestras de residuos de pólvora para ver si se ha disparado o no. Ese peritaje da como conclusión de que los tres servidores efectuamos disparos. ¿Por qué se me acusa directamente a mí? Entonces allí está la falta de objetividad de la investigación que lleva la Fiscalía.

En Ecuador hay unos 900 procesos contra policías. ¿Cree que se encuentran en la indefensión ante este tipo de sucesos?

Publicidad

Sí, nos sentimos en indefensión a nivel legal y es tiempo de que se apruebe la ley para el uso progresivo de la fuerza porque estaríamos amparados legalmente. Somos más de 900 servidores que estamos siendo procesados en el cumplimiento de nuestro deber.

Tras el pronunciamiento del presidente Guillermo Lasso, que le mostró su apoyo, ¿esperaría el indulto?

Lasso envía un mensaje al policía Santiago Olmedo, sentenciado por abatir a dos delincuentes

Tenemos que analizar todos los estamentos legales donde podemos acudir. En primera instancia agradecemos el apoyo del presidente. Estamos convencidos de que se actuó dentro de la ley y que se tomó el procedimiento que se debía tomar, que actuamos cobijados por la ley. El indulto sería como la última instancia de todo lo que involucra este proceso. Vamos a apelar ante el fallo. (I)