El Ministerio de Transporte y Obras Públicas firmó un segundo contrato con la empresa pública Asfaltar para ejecutar algunos trabajos específicos de mantenimiento en la vía Cuenca-Molleturo-El Empalme. Esta es una arteria de principal conexión entre Azuay y Guayas, pero que por efecto del clima es constante escenario de derrumbes, uno de los cuales causó la muerte de un conductor en el último mes.

El ministro Marcelo Cabrera, quien firmó este acuerdo en el marco de las fiestas por los 201 años de independencia de Cuenca, contó que las intervenciones incluyen obras entre los kilómetros 66 y 101. También mencionó que en los próximos días se hará otro contrato para mejorar la situación del kilómetro 49, el más crítico de todos.

Una persona resultó herida tras nuevo accidente en la vía Cuenca-Molleturo-El Empalme

El Ministerio está analizando la construcción de un “túnel de 900 metros, un túnel de 500 metros o la estabilización de la zona”. El monto aproximado será de $ 6′000.000. Para concretar esto se están dando unos últimos pasos, lo que implica firmar un acuerdo con el Gobierno Parroquial de Molleturo para que faciliten cinco botes para almacenar los 250.000 metros cúbicos de material que de ahí se desprenderán.

Otro anuncio realizado por Cabrera es que en el 2022 se concesionará la carretera Cuenca-Girón-Pasaje y la Descanso-Gualaceo-Paute. No anticipó mayores detalles, pero por sus palabras se entendió que esta labor se le encargará a la Prefectura del Azuay, mas no a una entidad privada.

Publicidad

Pero hasta que esto se concrete, la circulación por esta carretera está restringida. Entre las 17:00 y las 06:00 del día siguiente todo se cierra, quedando como única alternativa para viajar a la costa desde Cuenca la ruta Zhud-Cochancay-El Triunfo.

La celebración por los 201 años de independencia de Cuenca empezó temprano con actos oficiales. Primero se celebró una misa y luego se colocaron ofrendas florales, en donde ocurrió una situación particular, que no se había visto en los últimos años. Hubo dos ceremonias de similares características: una de las autoridades locales y nacionales, y luego otra en la que participó el vicepresidente de la República.

Preocupación en sector turístico e industrial por frecuentes problemas en la vía Cuenca-Molleturo

A primera hora, el encuentro fue en la Catedral de la Inmaculada, donde se desarrolló la también tradicional Misa de Acción de Gracias. Las lecturas estuvieron a cargo de autoridades y empleados municipales, mientras que la homilía estuvo dirigida por el arzobispo de la ciudad, Marcos Pérez.

Cuando se consultó al vicepresidente por qué se dividió la colocación de ofrendas en dos partes, respondió que era una ceremonia organizada por las Fuerzas Armadas y que él solo “estaba de invitado”. (I)