Cuenca

Un joven oriundo de la provincia de Cañar se reencontró con su madre en Estados Unidos luego de 18 años. Washington Quizhpi intentó cruzar la frontera, pero fue deportado hacia México, en donde perdió la noción de la realidad debido a la discapacidad mental que padece. Fue rescatado de las calles y tras algunas acciones legales arribó a su destino para abrazar a su progenitora.

Washington migró desde la comuna Sisid, en Cañar, el 31 de diciembre pasado. Sin mayores inconvenientes llegó a México, pero en su intento de cruzar el muro que divide ese país con EE. UU. fue detenido y deportado hacia Ciudad Juárez. En esa población, Quizhpi quedó abandonado a su suerte; sin dinero, sin conocer a nadie y totalmente desorientado vivió en las calles como un mendigo. Era un indigente más, pero con un agravante adicional, padece de una enfermedad mental y tiene una discapacidad auditiva.

Su madre, Salomé Quihzpe, vive en el estado de Maryland, migró como cientos de ecuatorianos y no veía a Washington desde hacía 18 años. Al saber que su hijo no asomaba buscó ayuda con las autoridades y luego se contactó con la organización 1800 Migrante, quienes finalmente hicieron los trámites para ubicarlo.

Una nueva ola migratoria se vive en el Austro ecuatoriano; miles de ciudadanos quieren ir a Estados Unidos por trabajo, turismo y para vacunarse, dicen

La fotografía de Washington se difundió por diferentes medios y redes sociales. No había noticias alentadoras, cuando de pronto Ana Rivas, una mujer mexicana, posteó la imagen de la cédula del compatriota en sus cuentas. Según contó, él deambulaba cerca al negocio de su madre.

Al confirmar que estaba vivo, desde 1800 Migrante se coordinó con organizaciones de derechos humanos y autoridades aztecas hasta que lo ubicaron y fue trasladado a un dispensario para atenderlo y luego entregarlo a un albergue de apoyo a migrantes en tránsito.

Lejos de ahí, en Maryland, la familia Quizhpi, aunque estaba más tranquila, empezó a buscar el mecanismo legal para que Washington ingresara a Estados Unidos, situación que finalmente se concretó.

Usuarios pernoctan en las inmediaciones del Registro Civil de Cuenca por tramitar pasaportes

Washington Quizhpi estaba desconcertado y tras varios intentos se comunicó con sus abuelos en Cañar y les comentó que estaba seguro y bien cuidado. El tercer paso era traer a los adultos mayores hasta México para que lo llevaran a EE. UU., pues al ser una persona de condición vulnerable no podía estar solo de nuevo. Tras superar varias peripecias en Ecuador, como obtener pasaporte nuevo y una prueba anti- COVID-19, los abuelos se subieron al avión. Primero hicieron una escala en Miami, luego Arizona, de ahí cruzaron a Ciudad Juárez y después a EE. UU. utilizando un puente humanitario.

Después de una larga travesía, a las 04:00 de este viernes 4 de junio, la familia Quizhpi se reunió en Maryland para ir a recibir a su pariente perdido. En la puerta de desembarque se miraron, se reconocieron y se emocionaron. Todos se unieron en un abrazo, mientras algunos medios grababan la emotiva escena. Luego, todos juntos, se fueron a la casa para celebrar el ansiado y accidentado reencuentro. (I)