El proceso de vacunación contra el COVID-19 en el país sigue en medio de quejas, de tumultos y con las cifras que están lejos de cumplirse de acuerdo con las metas fijadas por el Gobierno.

Personal médico acudió -este lunes 3 de mayo- al campus de la Universidad de las Américas (UDLA), en el norte de Quito, para recibir la vacuna contra el coronavirus, pero no fueron inoculados.

Varios de ellos aseguraron que los convocaron pues los iban a inmunizar desde las 08:30 y que de ello les habían indicado el fin de semana en el colegio Benalcázar.

Dijeron estar indignados porque afirmaron que son personal de salud y de primera línea.

Publicidad

En el sitio, había una fila de trabajadores municipales quienes iban a recibir la dosis.

Autoconvocatoria

En un comunicado, difundido el domingo, el Ministerio de Salud Pública (MSP) sostuvo que los mensajes de “autoconvocatoria” que se emiten desde diferentes sectores perjudican el normal desenvolvimiento del proceso de vacunación.

Camilo Salinas, ministro de Salud, sostuvo -en una entrevista radial- que hay autoconvocatorias a través de chats, mensajes, audios, que no han sido oficializados por esa cartera de Estado o por la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT).

Contó que el fin de semana hubo un llamado a 5.000 docentes, pero empezaron a llegar profesionales de la red privada de salud y tuvieron que aperturar un punto en el colegio Benalcázar, donde se vacunó hasta la 1 de la mañana del domingo 2 de mayo.

Añadió que esa “misma gente”, que no la identificó, hizo otra convocatoria para que vayan el domingo en la mañana, cuando ese punto de vacunación estaba destinado a unos 200 adultos mayores agendados por CNT.

Salinas agregó que se estaba convocando a niños menores de 10 años a recibir la dosis -este martes- cuando no está autorizado en ninguna parte del mundo y peor si padecen de cáncer.

Publicidad

La cartera de Salud zonal Quito informó el domingo que el colegio Benalcázar ya no será un punto de vacunación y que se atenderá en otros lugares. Además que en cuanto al personal de salud se hará una nueva programación.

El proceso de vacunación siguió para adultos mayores agendados en el Centro de Exposiciones Quito, en el Centro de Atención Temporal Quito Solidario, que se ubica en el parque Bicentenario, en el hospital del Adulto Mayor y en el ECU911, según el Ministerio de Salud.

El presidente Lenin Moreno insiste en que entregará el proceso de vacunación en marcha

Según Salinas, entre jueves y domingo, se aplicaron hasta 90.000 dosis cada día.

Lo que queremos llegar es a 2 millones de personas inoculadas hasta el 24 de mayo y lo que tenemos planificado de los ingresos, no de nosotros sino de las empresas internacionales, que ya están compradas con anticipación, son 2 millones de vacunas que vamos a dejar en stock, entre el mes de mayo e inicios del mes de junio para que ellos (el nuevo Gobierno) puedan continuar la aplicación de segundas dosis...

Camilo Salinas, ministro de Salud Pública

En tanto, el viceministro de Salud, Salomón Proaño, expresó que se está logrando vacunar a alrededor de 50.000 personas al día y si no paran los fines de semana, es posible llegar a unos dos millones de personas vacunadas, pero la prioridad son los grupos prioritarios y con vulnerabilidad.

En Manabí esperan llamado para recibir la segunda dosis

El titular de Salud expresó que aún falta por vacunar a adultos mayores, personas con discapacidad, personas con cáncer, personas con insuficiencia renal crónica.

Afirmó que con Johnson&Johnson, empresa que también produce vacunas contra el COVID-19, se ha avanzado en negociaciones.

El domingo, el presidente Lenín Moreno celebró que en el país ya se han colocado un millón de dosis de vacunas contra el COVID-19, pero la oferta de su gobierno, que se cita en la planificación del plan Vacunarte, es de que hasta el final de la fase 1, el 20 de mayo, se debe vacunar a dos millones de personas. Entonces, se tendría que suministrar tres millones de dosis en 17 días.

Situación sanitaria en Quito

Mientras tanto, la situación sanitaria en Quito sigue complicada.

De acuerdo con la secretaría de Salud del Municipio de Quito, la ocupación de camas para cuidados intensivos (UCI) llega al 97%, la mortalidad en exceso alcanzó el 108% y en la última semana hubo 2.480 fallecidos.

Francisco Pérez, director de Políticas y Planeación de la secretaría de Salud, sostuvo que la lista de espera por una cama UCI es de 105 personas, mientras que 32 esperan por una cama de hospitalización.

En el hospital del IESS Quito Sur hay 465 personas hospitalizadas por coronavirus y una lista de espera para esas camas de 47 pacientes.

En tanto, hay 12 pacientes pediátricos hospitalizados y 49 pacientes están en una cama de UCI y 81 están a la espera de una cama para esa especialidad.

Francisco Mora, del hospital IESS Quito Sur, expresó que no se han registrado cambios significativos ni mejora alguna y la tendencia al aumento sigue.

A criterio de Mora, lo que se ha observado con el confinamiento es disminuir la emergencia para patologías no COVID, pero el hospital se encuentra saturado.

En el hospital Carlos Andrade Marín, también del IESS, las áreas críticas y emergencias COVID estaban ocupadas al 100%. (I)