Los nueve procesados por el presunto delito de trata de personas o coyoterismo que fueron detenidos en un operativo realizado la madrugada del martes en Azuay, Cañar y Pichincha recibieron medidas cautelares y deberán usar grillete electrónico como alternativa a la prisión preventiva.

Esa fue la disposición de las autoridades judiciales del cantón Gualaceo, en Azuay, lugar donde se desarrolló la audiencia de formulación de cargos.

La audiencia se desarrolló la tarde del martes en la Unidad Judicial de Gualaceo. Allí los representantes de la Fiscalía General del Estado formularon cargos contra las nueve personas detenidas por el presunto delito de delincuencia organizada en relación con el tráfico ilícito de migrantes y solicitaron prisión preventiva para los implicados.

Ecuador registra ola migratoria hacia EE. UU. por motivos similares a la ocurrida a finales de los años 90, refieren expertos en migración

Pero el juez Edwin Regalado, de la Unidad Judicial Penal de Gualaceo, solo les prohibió salir del país y ordenó que usen grillete electrónico y presentarse semanalmente al juzgado, todo mientras dure el trámite de la instrucción fiscal, que es 90 días.

En los operativos se encontraron dispositivos móviles, dinero en efectivo y varios documentos como escrituras públicas, recibos y letras de cambio.

Según las investigaciones, la organización llevaba dos años operando en el país y captaban a personas del Austro y centro del país, a las que les ofertaban pasajes aéreos, paquetes turísticos a México para luego presuntamente llevarlos a EE. UU.

El mayor Medardo Silva, de la Unidad Nacional de Investigación de Delitos Trasnacionales de la Policía Nacional, manifestó que la organización cobraba entre 10.000 y 16.000 dólares por persona para llevar a los ciudadanos a EE. UU.