Las Fuerzas Armadas de Ecuador intensificaron los patrullajes ofensivos y de reconocimiento, por la incursión de grupos irregulares armados de Colombia en la frontera norte binacional de Esmeraldas.

El martes de esta semana, los militares reportaron la aprehensión de un hombre y una mujer, presuntos integrantes de un grupo irregular, la retención de un fusil de alto calibre y municiones en el sector El Panadero.

Militares encuentran fusil y cartuchos abandonados en la frontera norte de Esmeraldas

Ese día se originó un cruce de fuego que obligó a los armados a huir por el río hacia el vecino país, sin registrar bajas o heridos.

El miércoles 17 ocurrió un atentado a dos integrantes del Frente Oliver Sinisterra, en la población de Mataje Viejo. Siete personas huyeron hacia territorio colombiano cuando llegó una patrulla militar a esta zona.

Publicidad

En el sitio se encontraron 1.500 cartuchos de fusil, 5 granadas de mano, un chaleco con carga explosiva, uniformes tipo militar y material de intendencia, que pertenecerían al grupo armado Uriel Rondón, reveló Alexander Levoyer, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta de Esmeraldas (FTCE).

Personal especializado desactivó la carga, que oportunamente fue verificada, de lo contrario hubiese puesto en peligro la seguridad de los militares.

Y la mañana de este jueves 19, personal del Batallón n.º 47 Iwias encontró abandonadas 11 alimentadoras para municiones de fusil, 349 balas calibre 5,56, 2 radios de comunicación y una cantimplora, informó Luis Navarrete, oficial militar.

En esta semana también fue desactivado un artefacto explosivo, lanzado a una vivienda en San Lorenzo del Pailón. También se retuvo una embarcación tipo lancha con 190 cilindros de gas licuado de petróleo (GLP), en una zona ribereña de Limones, del cantón Eloy Alfaro, norte de la provincia verde. Cuatro personas se lanzaron al río y huyeron por unos matorrales, por la presencia de los infantes de Marina.

Publicidad

“Mantenemos la vigilancia aérea y terrestre en los 94 kilómetros de la línea de frontera entre San Lorenzo y Mataje, como también el área marítima y ribereña con Colombia”, indicó Levoyer.

La influencia del narcotráfico, grupos armados del vecino país con injerencia desde el 2018, tráfico de combustibles, armas, explosivos, precursores químicos, obliga a redoblar la seguridad en la frontera norte, expuso el comandante de la FTCE.

En lo que va de este año se ha encontrado material de guerra de similares características a los incautados por Fuerzas Armadas del Ecuador en esta semana.

En enero anterior se halló una vivienda de construcción de madera que aparentemente era utilizada como sitio de descanso para grupos irregulares, en el sector de Corriente Larga. A fines de julio anterior también fue encontrada otra base de descanso con cocina, ollas, camas, en un área montañosa de Mataje.

Publicidad

Esmeraldas es declarada zona especial de seguridad; se conformó Fuerza de Tarea Conjunta para enfrentar delitos desde la frontera norte

En Matajillo, del cantón San Lorenzo del Pailón, se encontraron dos fusiles tipo M16 y Galil, calibre 5,56 mm; cuatro fundas con sustancias sujetas a fiscalización, un chaleco de combate y dos uniformes de uso militar, presuntamente de Colombia, el 21 de febrero pasado.

Un rifle de asalto, balas sin percutir y un cargador con municiones fueron recuperados por personal del Batallón de Operaciones Especiales en Selva n.º 47 (BOES) en las inmediaciones del río Mataje, en julio pasado. (I)