Cuenca

Un incendio forestal acabó con alrededor de 300 hectáreas de bosque en una localidad cercana al cantón Oña, al sur de Azuay.

El fuego es combatido por los bomberos locales, pero hasta las 19:00 de este miércoles, 30 de agosto, el trabajo se mantenía.

Publicidad

El oficial Freddy Coronado explicó que la línea de fuego empezó a bajar de la montaña a la carretera debido a los cambios en la dirección del viento en esta localidad y para evitar que la situación se agrave aplicarán una estrategia a la que denominó línea de defensa.

Esto consiste en establecer la línea de control a una cierta distancia del borde del incendio y se utiliza cuando las condiciones del fuego no permiten un ataque directo.

Además de la dirección del viento, otro factor que complica su labor es la velocidad, pues según lo que comentó supera los 70 kilómetros por hora.

Publicidad

Azuay registra casi 500 hectáreas afectadas por incendios forestales en lo que va de 2023, según la SGR

En esta difícil labor participan alrededor de 30 bomberos apoyados por brigadistas forestales comunitarios de los cantones Cuenca, Oña, Nabón y Saraguro (Loja), porque la zona afectada está en el límite entre las dos provincias. En cuanto a equipos, se apoyan con cuatro vehículos y la unidad de drones.

Personas y animales fueron evacuados de un incendio forestal en Chaupimolino, en el nororiente de Quito

También se reportó que por ventaja la zona en cuestión no es poblada, por lo que es poco probable que haya personas o viviendas afectadas.

Publicidad

Asimismo, desde la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos se reportó que hasta este martes 29 de agosto en Azuay se han consumido 668 hectáreas de bosque a causa de los incendios forestales, de estas 110 corresponden a Cuenca, pero la cifra aumenta por la devastación de hoy, cuyas causas hasta el momento son desconocidas. (I)