El destacamento naval de la parroquia Selva Alegre, del cantón Eloy Alfaro, norte de la provincia de Esmeraldas, debe continuar con los militares para seguridad de sus pobladores, empresarios mineros y palmicultores.

Este pedido fue presentado por los habitantes de esta parroquia al Comando Naval de Operaciones Norte de Esmeraldas (Coopno), a través de la gobernadora Tania Obando; el asambleísta Javier Ortiz; Wilson Segura, presidente del Consejo Nacional de Gobiernos parroquiales rurales del Ecuador (Conagopare), Esmeraldas, y Linder Páez, presidente de la Junta Parroquial de Selva Alegre.

La autoridad parroquial dijo que esta unidad de la Infantería de Marina cubre la seguridad de las poblaciones Selva Alegre, Maldonado, Colón Eloy, Timbiré y Playa de Oro, asentadas a orillas del río Santiago.

Personal naval se retira del destacamento de Selva Alegre, en Esmeraldas; se gestiona que sus instalaciones sean destinadas a la Policía

El temor es que la delincuencia organizada se aprovecharía para extorsionar a los comerciantes y empresarios.

Diego Garzón, comandante accidental del Coopno, explicó que el Ministerio de Defensa dispuso reubicar al personal militar, pero la infraestructura se la entregará a la comunidad de Selva Alegre.

Sugirió que la Policía Nacional con unidades de élite ocupe estas instalaciones para continuar con el resguardo en esta zona.

El asambleísta Javier Ortiz se comprometió a tener un diálogo con el ministro de Defensa, Fernando Donoso, para que los militares continúen en Selva Alegre, como lo han hecho desde hace más de una década.

El comandante Garzón hizo el anuncio de entrega del destacamento a los habitantes de Selva Alegre, con la presencia del alcalde de Eloy Alfaro, David Rosero y pobladores. (I)