Los vacunatorios habilitados este fin de semana para aplicar primera, segunda y dosis de refuerzo contra el COVID-19 reciben a decenas de familias que buscan inocularse.

Aunque la asistencia no es masiva como en semanas anteriores, en algunas provincias sí se ha visto a padres con hijos y a adultos mayores que van por su tercera dosis.

En las primeras dos semanas de este mes, Ecuador ha reportado un incremento de casos, que se liga al poder de contagio de la variante ómicron.

Para este fin de semana se habilitaron 18 puntos de vacunación en sectores de Guayaquil, Samborondón y Durán. En el colegio Cristóbal Colón, en el sur de Guayaquil, hubo decenas de personas que llegaron desde ciudadelas y barrios del sur y centro. Allí había jóvenes y adultos mayores.

Publicidad

Lo mismo ocurrió en los puntos habilitados en las terminales terrestres de la ciudad. En la terminal de Pascuales, varios padres llevaron a sus pequeños a vacunar. También trabajadores de empresas del sector aprovecharon para aplicarse las dosis que les faltaban.

Familias con niños acudieron a aplicarse vacunas contra el COVID-19 en Loja.

En las provincias también hubo movimiento en los vacunatorios. En Loja, la gente acudió a los centros de vacunación durante el fin de semana. Niños, jóvenes y adultos fueron atendidos por personal del Ministerio de Salud que se instaló en el teatro nacional Benjamín Carrión, en el coliseo Ciudad de Loja.

Estos son los puntos de vacunación contra el COVID-19 habilitados este fin de semana en Guayaquil, Samborondón y Durán

En estos vacunatorios se inoculó a los ciudadanos que requerían la primera, segunda y tercera dosis contra el COVID-19. Las jornadas se dieron desde las 08:00 y hasta las 16:00.

Participaron médicos, enfermeras e internos rotativos del Ministerio de Salud, a más de personal de las Fuerzas Armadas. Además se colocó la vacuna contra la influenza. “Esperamos que la ciudadanía acuda a recibir las vacunas que tenemos y aspiramos a vacunar a no menos de 600 personas por día”, dijo Ángel Acaro, responsable del centro de vacunación del teatro nacional Benjamín Carrión, quien agregó que por momentos la cantidad de gente disminuyó.

Publicidad

En Quito, el vicepresidente de la República, Alfredo Borrero, recorrió el punto de vacunación instalado en el coliseo de la Universidad Central del Ecuador.

Borrero enfatizó que “la vacuna le libera a uno de tener una enfermedad grave y de morir. La vacuna aliviana la carga, mejora el cuadro clínico del paciente y le libera de la muerte. Nosotros como Gobierno lo que queremos es que nos pongan el hombro, y nosotros ponemos la vacuna”.

Sobre el retorno a clases presenciales, el vicepresidente señaló que la decisión es absolutamente técnica, y que el COE provincial y nacional tomarán la decisión adecuada, en función de cuidar la vida de la gente.

En el lugar, el segundo mandatario aplicó dosis a varias personas que se hicieron presentes en el vacunatorio, entre ellos menores de edad. Además, adelantó que la próxima semana estará cumpliendo agenda en Loja. (I)