Ambato

Desde el viernes último se iniciaron las jornadas de búsqueda y rescate de una niña de 7 años luego de que se dio la alerta de que fue arrastrada por la correntada del río Bobonaza.

La alerta al ECU911 para que coordine las acciones de búsqueda y rescate ingresó desde la comunidad de Wituyacu en la parroquia Pacayacu, provincia de Pastaza, ante lo cual se pidió apoyo al personal especializado en aguas rápidas del Cuerpo de Bomberos Pastaza y de la Policía Nacional. A estas labores también se sumaron voluntarios de la comunidad de la zona.

Debido a la distancia y la dificultad del acceso hasta el lugar en donde sucedió el percance, las tareas de búsqueda y rescate continuaron el sábado durante todo el día, pero no se logró dar con el paradero de la menor.

Las labores se retomaron la mañana de este domingo 13 de junio, luego de un barrido con técnicas de buceo se logró localizar el cuerpo de la niña a un kilómetro aproximadamente río abajo del lugar en donde se dio la alerta de su desaparición.

El cuerpo de la menor fue llevado por vía fluvial hasta Puerto Canelos, luego de alrededor de dos horas de viaje, informó el ECU911. Después, por vía terrestre, se llevó el cadáver a la morgue de Pastaza para los procedimientos de ley antes de la entrega a sus familiares. (I)