Ecuador lleva dos semanas con protestas que han alterado el ritmo cotidiano de ciudades como Quito, Ambato, Ibarra, Puyo, Riobamba y Guayaquil.

Las jornadas de protestas, que empezaron como un reclamo de diez puntos, han derivado en una serie de actos vandálicos, bloqueos de vías, toma de gobernaciones y hasta saqueos en negocios.

Durante los primeros días, las protestas han derivado en la detención de más de cien personas.

Manifestantes atacan edificio de la Fiscalía y queman documentación

El comandante general de la Policía Nacional, Fausto Salinas, dijo ante una consulta de este Diario que, en el contexto de las manifestaciones por el paro nacional, han sido detenidas 106 personas.

Publicidad

La noche del martes, Leonidas Iza, presidente de la Conaie, hablaba de casi un centenar de heridos, 79 detenidos y 2 fallecidos durante protestas.

Las calles se han convertido en escenario de enfrentamientos en estos días de protestas. Foto: AFP

De manera general, Salinas informó que las detenciones han sido por armas de fuego, por ataques a servidores policiales, por bloqueo de servicios públicos, entre otros delitos.

El mismo Iza fue detenido el 14 de junio y, aunque luego recuperó su libertad, tiene un proceso abierto como presunto autor mediato del delito de paralización de un servicio público.

Aunque Quito ha registrado jornadas complejas en los últimos días, en las que se ha visto a policías y manifestantes heridos, no en todas ha habido detenidos.

Publicidad

En la marcha realizada la mañana de ayer en calles del centro y norte de la capital, con líderes y representantes de movimientos indígenas, no existieron detenidos ni enfrentamientos con los policías. Pero en la tarde se registró un incidente con manifestantes en los exteriores del edificio de la Fiscalía General del Estado (FGE), quienes fueron desalojados del lugar.

Paro deja pérdidas por $ 100 millones a productores y exportadores, que en la costa ya empiezan a sentir el impacto del cierre de vías y el ‘vandalismo’

“No estoy seguro si se trata de un grupo indígena o de los agitadores permanentes que existen en la ciudad (…). Hubo una granada de gas que se utilizó”, dijo el comandante.

Salinas informó que durante estos diez días de paro nacional reportan 114 policías heridos, 10 patrulleros destruidos, 39 con daños materiales, 7 motocicletas destruidas, 7 con daños materiales y extravío de medios de comunicación.

Fuera de Quito, en otras provincias, se han ejecutado detenciones por situaciones ocurridas en manifestaciones.

Publicidad

En Loja, el martes, hubo daños a la propiedad pública y agresión a los servidores policiales. Los indígenas dijeron que se trataba de personas infiltradas.

El coronel Fernando Vaca, jefe de Policía en Loja, indicó que hubo diez ciudadanos detenidos, de los cuales uno es menor de edad, y fueron puestos a órdenes de las autoridades judiciales.

Los partes policiales evidenciaron las supuestas acciones de cada detenido, por incitar a la violencia, quema de llantas, lanzamiento de piedras, destrucción de la propiedad pública y privada, agresión a los policías.

“Tuvimos la agresión a un servidor policial que estaba al mando de un equipo táctico de la Unidad de Mantenimiento del Orden: recibió el impacto de un molón de roca más grande que un balón de fútbol en su cabeza”, dijo la autoridad.

Publicidad

En los primeros diez días del paro, en Azuay hay siete ciudadanos que han sido detenidos por la Policía. Se los inculpó por el presunto delito de alteración del orden público.

En Puyo hay negocios que sufrieron saqueos en medio de disturbios; residentes refieren que fueron momentos de tensión

Desde la Policía Nacional se informó que tras la aprehensión todos los ciudadanos fueron liberados por orden del juez respectivo que conoció cada una de las causas.

En cuanto a las agresiones recibidas por los uniformados por parte de los manifestantes, el caso más grave que se presentó días atrás fue la quema de un patrullero y tres gendarmes lesionados, hecho ocurrido en el sector de Molleturo.

Por una presunta tentativa de homicidio a un integrante de una comunidad indígena, un juez de Garantías Penales dictó medidas alternativas —como presentación periódica, prohibición de salida del país y colocación de grillete electrónico— para Juan Carlos R. V. Él, aparentemente, habría disparado a una persona en medio de las manifestaciones que se realizaban en las calles Brasil y Luis Falconí, en Riobamba.

Aunque aún no hay detenidos, la Fiscalía abrió una investigación previa por delitos contra el agua tras la presunta contaminación de las vertientes de agua que ingresan a las plantas de tratamiento de una planta de Ambato.

Las autoridades de Ambato indicaron que el agua fue contaminada con aceite quemado.

El Ministerio del Interior indicó que un grupo de manifestantes entró a un punto de captación del agua. “Esto ya no es una protesta social; la población se ha convertido en el objetivo: provocan escasez, cierran vías, atacan ambulancias y ahora contaminan su agua”, indicó. (I)