Ambato

La mañana de este martes 15 de junio, con carteles y gritos, familiares y amigos de Alba Lucía Bustos Sarmiento realizaron un plantón en el parque Cevallos, frente a la Fiscalía de Tungurahua, para pedir que se agilite el proceso investigativo y se sancione al presunto autor del asesinato ocurrido el pasado 20 de mayo en el sector Quillán Loma Alto, de la parroquia Izamba.

Paola Vela Bustos, sobrina de Alba Lucía, quien el pasado sábado debía cumplir 47 años, confesó que el 20 de mayo recibieron la llamada telefónica en la que les comunicaron que su pariente se había suicidado, pero que las cosas no sucedieron así.

Argumentó que su tía padecía de un tipo de cáncer y que eso quisieron hacerlo ver como el pretexto para que se haya quitado la vida diciendo que se había tomado unas pastillas, no obstante, están convencidos de que no la mató la enfermedad sino la pareja sentimental porque incluso la autopsia reflejó que tuvo laceraciones internas con fuertes golpes, que al final produjeron su fallecimiento.

Publicidad

Vela también dijo que el presunto autor de la muerte de su tía, quien se encuentra detenido, ahora dice que no tenía una relación sentimental con ella, pese a que -según allegados- además de ser socios en un local comercial de cerámicas vivían como pareja desde hace más de quince años.

Comentó que se enteraron de que hace algunos años ella tuvo una boleta de auxilio por los maltratos que sufría, por esa razón agregó que van a estar vigilantes del proceso para que sea condenado por el delito de femicidio.

Contó que su tía tiene dos hijos mayores de edad que viven en Carchi, sitio de donde era oriunda la ahora occisa.

Por su parte, Rocío Real, amiga de Bustos Sarmiento desde hace siete años, comentó que ella le contó que su pareja era de carácter fuerte, celoso y le impedía que tenga amigos, por lo que la mantenía trabajando y en casa. “En todo este tiempo de conocernos nunca pudimos salir a tomarnos un café”, comentó.

Añadió que incluso, por los constantes maltratos, ella en varias ocasiones se separó de él, pero que luego nuevamente regresaba, la última vez fue unos días antes de su muerte. En ese entonces, Real agregó que Bustos le envió un mensaje indicándole que ya tiene un lugar a donde se iba a cambiar y estimó que cuando le comentó de su decisión al hombre posiblemente no le gustó y por esa razón presuntamente terminó con la vida de la mujer.

Ella, al igual que otros allegados, se unieron este martes para pedir que se haga justicia. (I)