Tiene 22 años y la designación como Mejor maestro chocolatero joven de España, en definitiva, no es una coincidencia. El ecuatoriano Steben Gaviño, originario de Quito, empezó a estudiar cocina cuando era adolescente y su pasión lo ha llevado más lejos de lo que alguna vez imaginó.

Su padres son chefs y eso le permitió a este joven descubrir muy tempranamente a qué quería dedicarse. Aunque señala que no le gusta definirse, si lo tiene que hacer, él opta por describirse como “un chocolatero pastelero de corazón”.

A los 14 años, cuando asistía al colegio como cualquier joven de esa edad, Steben decidió también empezar a estudiar cocina. Dos años después, cuando comenzó a aprender todo lo relacionado con la pastelería, se despertó en él un especial interés.

Ecuatoriana creó exitosa empresa en Alemania que ofrece servicio especializado de transporte y logística

“Fue un cambio brutal. Me empecé a interesar muchísimo por el tema del dulce, de la pastelería, me ponía a investigar cuando terminaba clases. En las clases llegaba antes y me iba último, realmente fue un cambio tremendo para mí, y eso en cuanto a pastelería, cuando toqué el tema de chocolatería ahí si fue para mí el boom completo”, menciona Steben.

Publicidad

Esta pasión por el chocolate lo llevó a querer aprender más y a especializarse en este tema, por lo que junto a su mamá, una vez que se graduó del colegio y de la escuela de cocina, buscaron una escuela de pastelería en Europa, donde se encuentran las mejores academias en esta materia.

Es así que Steben aplicó a la Escuela de Pastelería del Gremio de Barcelona, en España, donde fue aceptado, sin embargo, conseguir la visa para realizar sus estudios en ese país no fue una tarea fácil.

“Me negaron la visa una vez, pedimos una explicación, lo volvimos a intentar, me volvieron a negar. Mi mamá ya no quería saber nada, porque para hacer los papeles debes gastar dinero y tiempo. Me dijo, ‘mira, busquemos en otros lugares’. Vimos escuelas en Chile, en Argentina, donde también hay muy buena pastelería, pero no es lo mismo que en Europa. Entonces le pedí que intentemos una vez más. Arreglamos todo, porque la razón por la que me negaban era ilógica, y al tercer intentó ya salí de la embajada con la visa y dije me voy”.

Joven urólogo ecuatoriano desarrolla en España importante investigación que favorece a pacientes con cáncer de vejiga

Llegó a Barcelona en el 2017, un mes tarde a clases porque el proceso de obtener la visa lo retrasó. A pesar del deseo que tuvo de llegar hasta esta ciudad europea, le costó adaptarse y al poco tiempo pensó en regresar a Ecuador.

Publicidad

“Al mes yo ya quería volver, no me sentía cómodo. Yo tenía 18 años y estaba solo, aquí no tengo familia ni nada, ahora ya es diferente porque uno ya tiene sus amigos, pero cuando llegas el golpe de culturas es bastante grande. En ese momento mi madre me dijo ‘ven, si quieres venir, ven, pero verás como te pagas el pasaje’. Yo en ese entonces no trabajaba y me quedé. Ahora se lo agradezco y cada vez que me lo recuerda pues le digo: qué sería de mí sin ti”, cuenta. Steben asegura que el apoyo de su padre y su madre en este proceso han sido fundamentales.

El mejor pastelero joven de España es ecuatoriano

Han pasado cuatro años y Steben Gaviño ya es técnico superior en pastelería, pero no solo eso, en octubre pasado además fue elegido como Mejor maestro chocolatero joven de España, luego de competir contra candidatos de todo el país europeo. El ecuatoriano representó a la Escuela de Pastelería del Gremio de Barcelona. El concurso denominado ‘Campeonato Generación Belcolade’ debía realizarse en el 2020, pero se retrasó por la pandemia de covid-19.

El concurso se desarrolló en dos jornadas, que duraron un total de 10 horas. En la primera etapa tuvieron un total de cuatro horas para presentar una tarta de chocolate y, al día siguiente, contaron con seis horas para presentar unas barras de chocolate y una pieza artística, también elaborada por completo con este ingrediente.

“El jurado revisa que la pieza esté bien montada, que no se vean los puntos de unión de una parte con otra, que no esté rota la pieza, que esté todo en orden. Además ellos tienen una folleto donde están todas las elaboraciones prehechas, ellos verifican que lo que tienen en el papel sea igual a lo que yo les estaba presentando. De los 100 puntos que se pueden sacar saqué 90, el segundo puesto sacó 80 y el tercero 70, entonces la diferencia de puntos era bastante amplia”, detalla el ecuatoriano.

Publicidad

A más de la designación como Mejor maestro chocolatero joven de España, al ganar el concurso Steben también se convirtió en embajador de Belcolade, una compañía chocolatera con sede en Bélgica, país hasta donde también el ecuatoriano viajará como invitado de la empresa para conocer su fábrica.

La pieza artística que Steben Gaviño elaboró para el concurso. El tema que escogió fue 'El origen del cacao'. Imagen: Cortesía

Su propia escuela de chocolatería en Ecuador

Tras culminar sus estudios en Barcelona, la próxima meta de Steben es conseguir instalar su propia escuela de pastelería y chocolatería. Mientras tanto, este talentoso joven ya empezó a compartir sus conocimientos mediante cursos que dicta de forma remota.

“A partir de marzo de este año me lancé con mi escuela de cursos online, la verdad es que ha habido una aceptación increíble por parte de los alumnos y estoy súper contento, porque mi plan a largo plazo es montar una escuela en Ecuador o aquí, pero sobre todo en Ecuador, porque creo que el plan que tenemos todos quienes vamos afuera, o al menos en mi gremio es así, es especializarte y regresar a Ecuador con todo lo que sabes y hacer crecer la profesión”, indica.

Ecuatoriana creó exitosa empresa en Alemania que ofrece servicio especializado de transporte y logística

Este joven ecuatoriano considera que el cacao que se produce en nuestro país aún debe ser más promocionado en el mundo. “El cacao que tenemos tiene una calidad increíble, y lo digo porque sé de cacao, sé procesar la materia prima, desde los granos hasta el producto final. Como materia prima, al no darle tanta importancia al cacao, no podemos enviar tanto o vender tanto como quisiéramos. Nuestro cacao es de suprema calidad, no es por nada que Pacari haya ganado tantas veces la mejor barra de cacao del mundo”, señala.

Publicidad

Agrega que sueña con que Ecuador también logre pronto posicionarse como un referente de pastelería y chocolatería en el mundo. “Siento que paso a paso y con buenos profesionales podemos hacer que Ecuador se convierta, que nuestra propia gente no tenga que buscar un país afuera para educarse así de bien, sino que simplemente Ecuador tenga ese nivel”.

La ecuatoriana Ana Liz Cordero conquista Dubái con sus obras de arte

Steben planea volver al país a mediados del próximo año, luego de cumplir con las obligaciones que como mejor chocolatero joven de España ha adquirido. Una vez en el país, espera que su pasión lo siga llevando lejos a alcanzar nuevas metas. (I)