Desde el pasado 12 de marzo se desconoce del paradero de Gonzalo Oswaldo Sarmiento Veintimilla, oriundo de la parroquia Achupallas, cantón Alausí, provincia de Chimborazo, quien por segunda ocasión intentaba llegar a los Estados Unidos en busca de mejores días para su esposa y tres hijos menores de edad.

Ese día, el hombre de 45 años se comunicó con sus familiares para indicarles que en los ocho o quince días siguientes no sabrían nada de él hasta intentar cruzar de México a los Estados Unidos. Desde ese entonces se perdió todo contacto.

El ciudadano ecuatoriano vestía ropa de camuflaje y tiene un tatuaje de una manzana con las iniciales G M en el antebrazo izquierdo, se indicó en el portal de 1800migrante.

Los familiares recordaron que hace algunos meses en un primer intento por llegar a los Estados Unidos quedó deshidratado y abandonado en el desierto, sin embargo esa ocasión fue localizado por una llamada al 911. Luego de su liberación, regresó a Ecuador.

Publicidad

En el país a pesar de los intentos para mejorar la situación económica y con una deuda que pagar por el primer viaje, Sarmiento no vio mejoría, incluso un pequeño negocio compartido con su esposa, Julieta Ortiz, no les dejaba ganancias para poder mantener el hogar. Ante ello, decidió intentar nuevamente llegar a los Estados Unidos a pesar de la oposición de sus allegados.

Así decidió ir por segunda ocasión en vuelo hasta Cancún, México, desde donde avanzó hasta la frontera.

Según versiones de otras personas que acompañaron a Sarmiento en el periplo, el grupo salió de Ojinaga, estado de Chihuahua, hacia el cruce fronterizo con Estados Unidos, pero al avanzar por el desierto hasta Fort Davis en el estado de Texas para evitar los controles migratorios ocurrió un accidente.

Iban quince personas en el grupo

Al llegar a una loma empinada tuvieron que hacer una especie de escalera humana para continuar el camino, cuando estuvo subiendo Sarmiento cayeron piedras y quedó en el lugar abandonado con heridas en la cabeza, indicaron compañeros del viaje.

“Lo movimos del piso y lo dejamos cubriendo con una colcha en un lado, el que se quedó se quedó, fueron las palabras dichas por los coyoteros que retumban en mi cabeza”, fue una de las versiones del compañero que por medio de mensaje de audio informaron de lo sucedido, señaló el portal.

A través de 1800migrante.com se informó que continúa la búsqueda del ecuatoriano, que la familia informó del particular a la Cancillería desde donde se espera alguna respuesta.

Se pidió colaborar con información sobre el paradero del ecuatoriano a través del portal 1800migrante.com o en sus redes sociales, además llamando al 099-513-522 en Ecuador o al 718 395 7757 en Estados Unidos. (I)