Ecuador reporta 238 femicidios entre el 1 de enero y el 25 de septiembre, según informó este miércoles la Asociación Latinoamericana de Derechos Alternativos (Aldea).

En los primeros nueve meses, “238 vidas de mujeres han sido violentamente arrebatadas por la violencia machista en Ecuador”, señaló al apuntar que desde que se tipificó el femicidio como delito en Ecuador, en 2014, “hemos perdido 1.617 vidas de mujeres debido a la violencia machista y patriarcal”.

Del total de víctimas, 228 eran ecuatorianas y 10 extranjeras. La víctima más joven fue una bebé menor de un año, y la mayor, una adulta de 90 años.

Publicidad

Un aspecto especialmente preocupante que registran este año las cifras de la sociedad civil, por primera vez, son los femicidios cometidos en sistemas criminales (al menos 130), que superan a los femicidios íntimos, sexuales (94) y los transfemicidios (14).

¿Son lo mismo femicidio y feminicidio?

Esto resalta la importancia de abordar tanto la violencia doméstica como también los nuevos contextos de violencia de género en entornos de criminalidad organizada, señaló Aldea en un comunicado.

Y menciona un dato “alarmante” que ha surgido en el análisis de los femicidios en Ecuador este año: “El 68 % de estos crímenes fueron cometidos utilizando armas de fuego”.

Publicidad

“Esta tendencia ha experimentado un fuerte crecimiento en los últimos años, lo que subraya la necesidad de abordar la disponibilidad y el uso de armas de fuego en el país”, indicó.

Esta semana se informó que, tras seis meses de la emisión del decreto ejecutivo para el porte de armas para civiles en Ecuador, las Fuerzas Armadas empezaron a tramitar oficialmente los permisos de porte y tenencia de armas.

Publicidad

Con danza, antorchas y tambores se realizó marcha por el año del femicidio de María Belén Bernal

Aldea anotó que las “consecuencias de los femicidios son devastadoras para las víctimas y sus familias”, pues, según datos recopilados, al menos 74 de las mujeres asesinadas este año eran madres, y como resultado, al menos 122 hijos han perdido a sus madres a causa de la violencia de género.

Además, trece de las mujeres asesinadas estaban embarazadas.

La Asociación apunta que el Estado “no cumple de manera efectiva con sus obligaciones, no garantiza derechos, no previene las violencias de género”.

‘Existe una pericia que determina que Letty Cando se defendió, encontraron varias huellas’, abogado y familiares de la mujer lojana pedirán máxima pena por su muerte

Asimismo, considera que el Estado “no protege a quienes exigen respuestas ante los hechos sufridos” y “no garantiza el acceso a la justicia”, entre otros.

Publicidad

Aldea apunta que la lucha por vidas libres de violencia de género representa un compromiso con todas las madres que aún no han obtenido la verdad, la justicia y la reparación integral que merecen.

Por ello, hace un llamamiento a toda la sociedad ecuatoriana para unirse a la causa en busca de la verdad, la justicia y la reparación, “pero, sobre todo, para prevenir que esta violencia se repita en el futuro. No hay justificación posible para la violencia feminicida”. (I)