La provisión de vacunas Sinovac y Pfizer para combatir el coronavirus dentro del plan de vacunación 9/100, que busca inmunizar a 9 millones de personas en 100 días, aumentaría para Ecuador.

La ministra de Salud, Ximena Garzón, informó -en una entrevista televisiva- que el país recibirá 1′500.000 dosis más de la vacuna de origen chino Sinovac, en tanto que el viceministro de Salud, José Ruales, expresó -sin mencionar un número- que han hecho una solicitud adicional de más provisión del medicamento de Pfizer.

De acuerdo con el Ministerio de Salud Pública (MSP), a Ecuador inicialmente de Sinovac iban a llegar 2 millones de dosis entre abril y junio.

Y de Pfizer, 5′999.955 hasta diciembre de 2021.

Publicidad

Ruales expresó, en una estación radial, que el medicamento de Pfizer es el que se está usando en Estados Unidos en adolescentes, cuya población en Ecuador es de aproximadamente 4 millones, aunque se consideraría a aquellos de entre 12 y 18 años.

CanSino y Sputnik V

Garzón indicó que a finales de junio llegarían 1′900.000 vacunas y reiteró que se adquirirán 6 millones de dosis de vacunas a CanSino y de esa cantidad se ha pedido que 3 millones entreguen máximo los primeros días de julio y en agosto los 3 millones adicionales.

Además, dijo que se está “afinando” la compra de las vacunas Sputnik V.

En una entrevista radial, Garzón agregó que el Gobierno espera que los dos primeros millones de vacunas Sputnik V sean despachados en los dos meses que vienen.

De acuerdo con comunicados de la Agencia de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), se ha autorizado el ingreso de vacunas al país de Pfizer, Sinovac, AstraZeneca y Sputnik V.

Para combatir el coronavirus no habría nuevos confinamientos a nivel nacional

La titular de Salud señaló que la próxima semana se implementarán las denominadas mingas de vacunación, para cubrir un porcentaje mayor de inmunizados y atender a poblaciones más jóvenes.

Publicidad

Pidió asistir a la vacunación, pues señaló que existe ausentismo, sobre todo en Quito, aunque agregó que no hay un porcentaje determinado.

Inconformidad en proceso

En el recinto de vacunación ubicado en el colegio Benalcázar, en el norte de la ciudad, y en la ESPE, en el sector del Valle de los Chillos, hubo insatisfacciones en algunas personas que asistieron a la inmunización.

Galápagos seguirá exigiendo prueba PCR a los turistas para ingresar a su territorio

Lorena Narváez, de 49 años, fue al colegio Benalcázar con la intención de recibir la segunda dosis, pero aseguró que no la querían atender porque no tenía el certificado de la primera dosis que, dijo, jamás le llegó.

Sostuvo que estaba tres horas en la fila y le habían dicho que volviera otro día porque solo estaban atendiendo con cita. Afirmó ser personal de salud de una universidad.

Carlos Armendáriz, de 72 años, llegó a ese establecimiento a las 06:30, había esperado casi tres horas y aún estaba aguardando. A su criterio, había una “desorganización total”. Fue a recibir su primera dosis.

Para Óscar Flores, coordinador de vacunación del Municipio de Quito, el proceso de vacunación ha fluido y ante la pregunta de que había molestias en ciertos usuarios que llegaron desde muy temprano y no habían sido atendidos, respondió que el hecho de madrugar era innecesario.

En redes sociales, usuarios indicaron que en la ESPE, en el cantón Rumiñahui, sureste de Pichincha, hubo molestia entre adultos mayores que fueron a ese sector porque las vacunas se habían terminado.

Ante ello se ofrecieron traer más, pero se pidió paciencia hasta regresar del banco de vacunas.