Un tramo de la vía Loja-Cuenca se reabrió al tránsito vehicular la tarde del sábado 26 de marzo.

Después de 17 días de trabajos para el cambio de alcantarillas en el sector San Lucas, a la altura de la quebrada Milla en el kilómetro 46, trabajadores del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) y el contratista lograron, con tres días de anticipación, concluir las tareas y dar paso al flujo vehicular.

Luego de 18 días se reabre al tránsito vehicular tramo de la vía Loja-Cuenca

Vehículos de todo tonelaje circularon pocos minutos después de las 14:00, cuando agentes de control de tránsito y Policía Nacional coordinaron la reapertura de la vía.

La noticia produjo satisfacción en los usuarios y la mayoría de habitantes de las comunidades que se vieron afectadas por el cierre de la carretera. Sin embargo, este sábado también se vio cierta preocupación en algunos de los moradores del sector, pues durante el cierre tuvieron trabajo cargando mercadería, maletas y toda clase de artículos que los usuarios y pasajeros llevaban en su trasbordo desde y hacia Loja y Azuay.

Publicidad

Es el caso de Daniel, un niño oriundo de San Lucas, que durante los días de cierre de la vía se dedicó a cargar todo lo que le pedían pasajeros y conductores que no podían pasar. “Yo cobraba entre $ 0,50 y $ 1,00 por pasada, mínimo me hacía $ 10 diarios”, comentó él.

“Estoy ahorrando para comprarme un celular, pero ahora que se abre la carretera ya se acaba mi sueño”, contó entre risas, aunque reiteró que seguirá trabajando para lograr su objetivo.

Doña Rosa también es una moradora que vive cerca del lugar donde se dio el cierre de la vía y aprovechó estos 17 días para preparar comida y vender a los pasajeros, a los trabajadores y gente que hacía trasbordo.

Tramo de vía Loja-Cuenca estará inhabilitado al tránsito vehicular por 20 días

“Yo vendía caldo de gallina criolla, cuy, papas con queso, empanadas y horchata. Me ha ido bien, trabajaba desde las siete hasta las diez (07:00 a 22:00) y ahora nos toca regresar a trabajar en el campo”, dijo la mujer.

Esta gente vio oportunidad mientras otros veían tragedia, aunque podrán seguir trabajando unos días más, alrededor de ocho o diez, hasta que los trabajadores concluyan con los trabajos de señalización y asfaltado de este tramo que fue intervenido. (I)