La parroquia Salinas y el centro histórico de la ciudad de Guaranda recibieron el pasado miércoles, 27 de septiembre, la declaratoria de Rincones Mágicos, dentro del programa Pueblos y Rincones Mágicos del Ecuador.

Este programa reconoce a los destinos con identidad cultural, que cuentan con atractivos, servicios, actividades y experiencias turísticas, e impulsan su promoción y acceso a mercados nacionales y extranjeros.

Estas declaratorias fueron además parte de las actividades programadas en el marco de la conmemoración del Día Mundial del Turismo.

Publicidad

En la entrega de las declaratorias, el ministro de Turismo, Niels Olsen, destacó la hospitalidad, la calidez y la pujanza de la población de Guaranda que emprende en comunidad por el beneficio colectivo, y que además tiene una gran riqueza histórica y cultural, una naturaleza imponente, así como una deliciosa gastronomía, que ofrece una amplia variedad de actividades experienciales que cautivan a los turistas.

“Hoy hacemos un gran reconocimiento al trabajo de los salineros y las salineras porque su desarrollo está enfocado en la convivencia y producción comunitaria”, señaló Olsen, al explicar que Salinas de Guaranda se convirtió en el tercer Rincón Mágico del país, y que su delimitación se enmarca en los sitios donde se localizan sus atractivos turísticos, establecimientos e iniciativas locales que muestran las costumbres y tradiciones de sus habitantes, a través de una labor mancomunada.

Esta localidad ofrece a los visitantes una experiencia única que combina la belleza natural, la historia local y la hospitalidad de su gente. Sus siete atractivos de más relevancia son los farallones de Tiagua, las minas de sal, el cerro Quindimuncho, la cascada del Búho, el mirador Caída del Sol, el mirador El Gavilán y la Laguna de los Sueños.

Publicidad

En la parroquia hay 19 establecimientos turísticos y 20 iniciativas locales, entre ellas la quesera, la chocolatera, la hilandería, que engloban a cinco experiencias turísticas enfocadas en lo productivo, comunitario, la gastronomía y la tradición.

En horas de la noche se llevó adelante la cuarta declaratoria de Rincón Mágico que corresponde al centro histórico de Guaranda, orientada a lo histórico, patrimonial y a la generación de emprendimientos.

Publicidad

Tras un recorrido por varios puntos de este sector, el ministro Olsen entregó la distinción al alcalde de Guaranda, Inti Yumbay, quien aseguró que este tipo de iniciativas se deben replicar para el beneficio del país. “No es solo un cartón, es una responsabilidad y un orgullo para todos los guarandeños”, añadió.

Este Rincón Mágico cuenta con nueve atractivos turísticos de importancia: el parque central Libertador Simón Bolívar, el Centro Cultural Josefina Barba, el barrio Caliente, el Palacio Municipal, la iglesia Santa Mariana de Jesús, la iglesia Catedral San Pedro de Guaranda, la plaza 15 de Mayo, el Centro Cultural Indio Guaranga, Museo del Carnaval.

Además tiene 28 establecimientos turísticos y ocho iniciativas locales, que incluyen seis experiencias turísticas direccionadas a la cultura, el patrimonio, la gastronomía y la tradición.

A esto se suma un entorno geográfico privilegiado con sus siete colinas (San Jacinto, Loma de Guaranda, San Bartolo, Cruz Loma, Tililag, Talalag y el Calvario) y el rescate de oficios y costumbres familiares recuperadas por generaciones.

Publicidad

Para quienes hemos vivido la experiencia de Guaranda esta declaratoria es obvia. Tenemos la hospitalidad de las personas, las calles regeneradas, las casas patrimoniales, definitivamente Guaranda está más linda que nunca”, enfatizó Olsen.

El ministro explicó que las declaratorias tienen una duración de cuatro años, donde se evaluará el cumplimiento de las recomendaciones para el destino, en un trabajo articulado entre el Ministerio de Turismo, el GAD y la Prefectura.

Por su parte, la viceministra de Turismo, Silvana Ramírez, recordó su infancia y adolescencia cuando recorrió las calles de Guaranda y fue testigo de los cambios que ha ido atravesando sin perder la amabilidad y calidez de los bolivarenses, e invitó a los ciudadanos a ser los mejores anfitriones y voceros que difundan las bondades de su tierra.

“Quién mejor que nosotros para decirle al país y al mundo todo lo maravilloso que tenemos. Unámonos, el sector público con el privado, la academia y demostrar que juntos podemos todo”, concluyó. (I)