Una escena similar a la que acontecía a inicios de la pandemia, en marzo del año pasado, se replica en los últimos días en Manabí. Allegados de familiares afectados por el COVID-19 amanecen haciendo filas con el objetivo de alcanzar al menos un tanque de oxígeno en las distribuidores que ofrecen estos envases llenos del elemento químico, que han comenzado a escasear en dicha provincia.

Alfredo Macías llegó desde el sector de El Guabito, situado en la vía Portoviejo-Santa Ana, hasta una de las dos distribuidoras de la capital manabita buscando un tanque que requería su abuela, quien está internada con COVID-19 en un hospital.

En los exteriores de la distribuidora ubicada en las calles Chile y América, la cola de clientes se incrementa con el paso de las horas. Ángel Anchundia buscó cuatro tanques para su madre, consciente de que se evidencia una escasez del producto en Manabí, que suma 22.823 casos de coronavirus hasta este martes 16 de marzo.

“Desde este domingo tenemos problemas por la falta de tanques de oxígeno. No han subido de precio, pero escasean, un tanque de seis metros cúbicos cuesta 25 dólares, por los de 10 metros cúbicos se paga hasta 40 dólares”, reveló Anchundia.

Publicidad

Roberto Arboleda, distribuidor de tanques recargados con oxígeno, señaló que la demanda de estos elementos se ha incrementado con el paso de los días, más aún cuando una de las empresas que recargan oxígeno en Guayaquil entró en un proceso de mantenimiento, el cual se mantendrá hasta este miércoles 17 de marzo.

La demanda de oxígeno no solamente es en Portoviejo, en todo el país es sumamente alta y aquí en Portoviejo se está viendo una particularidad, que es que no se está abasteciendo de gas desde Guayaquil porque están en mantenimiento”, señaló Arboleda.

Entregas diarias de 20 a 24 tanques se están haciendo en las distribuidoras de Manta. René Santana, administrador de la empresa Oxigas en Manta, coincidió con Arboleda en la falta de tanques que envían desde Guayaquil, pero agregó que se está procurando dotar del producto con otra distribuidora de esa misma ciudad, ya que la demanda en Manabí es alta.

El portovejense Manuel Álava indicó que tuvo que trasladarse hasta el Puerto Principal para conseguir tanques de oxígeno que necesita un pariente internado en un centro médico de Portoviejo, sin embargo, en esa ciudad solo pudo obtener dos de cuatro que requiere en promedio a diario su familiar.

Reveló que por día su familia gasta de $ 150 a $ 200 para mantener los tanques de oxígeno llenos.

Patricio Vásquez, quien tiene una distribuidora de oxígeno en la ciudadela La California de Portoviejo, indicó que esperaba para la tarde de este martes el arribo de 24 tanques para entregarlos en forma inmediata.

Publicidad

“La demanda del producto se ha incrementado en estos días, es escaso por el mantenimiento de una empresa guayaquileña. Yo pido comprensión a la ciudadanía porque no es problema nuestro”, agregó Vásquez.

A un año de la pandemia, Portoviejo (7.803), Manta (3.115) y Chone (2.207) son los cantones manabitas con mayor número de casos confirmados de coronavirus, de acuerdo con los informes del Ministerio de Salud Pública.

Acciones

Ante la escasez de tanques, la Intendencia de Policía de Manabí, en coordinación con otros entes, mantuvo este martes una reunión con directivos de otra empresa proveedora para que abastezca de tanques de oxígeno a las distribuidoras de la provincia.

Yandri Vera, intendente de policía de Manabí, señaló que pese al desabastecimiento no existe especulación de precios ni acaparamiento del producto.

Vera junto a representantes de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) visitaron otra distribuidora a fin de solicitar que amplíen su atención a otros distribuidores que no constan en su cartera comercial. (I)