El alcalde de Durán, Dalton Narváez (PSC), y su predecesora, la correísta Alexandra Arce, hoy asambleísta por Guayas, han sido llamados a rendir versión en la Fiscalía provincial, que investiga presuntas irregularidades detectadas por la Contraloría General del Estado, que revisó el contrato que Arce firmó en 2014 con la compañía Eseico, con Ramiro Galarza a la cabeza, por $ 20′171.441 para el “mejoramiento y optimización del sistema de conducción de agua potable”, y que Narváez dio por terminado de forma unilateral.

Esa inversión, según el contrato, en 540 días debía traducirse en “la solución definitiva” a la falta de agua por tubería en el quinto cantón más poblado del país, pero eso no ha ocurrido a pesar de que se gastó más de $ 32 millones.

Narváez aclara que él acudió a la Fiscalía este 21 de diciembre como autoridad denunciante, no como procesado, porque el dinero se gastó en la administración de Arce, que está citada para mañana.

Contraloría detalla en un informe de 55 páginas que la obra en cuestión se ejecutó sin planificación, con estudios incompletos, y señala que la exalcaldesa Arce y otros funcionarios le causaron un perjuicio económico al Municipio de Durán.

Publicidad

¿Por qué la Fiscalía pide su declaración si usted fue quien solicitó la intervención de la Contraloría?

Porque yo he sido el denunciante. Y voy a ir a ratificar lo que he dicho, a aportar con las pruebas que sean necesarias. La actual administración municipal, al arribar a sus gestiones, encontró muchas irregularidades a nivel de la competencia y sostenibilidad del agua y alcantarillado. Por esta razón, bajo el debido proceso como servidores públicos, se solicitó el examen especial a la Contraloría.

Tras el pedido que hicimos, la Contraloría dentro de sus competencias ha observado el proceso, indagaciones que han dado paso a una investigación por parte de la Fiscalía General del Estado y que corresponden al periodo municipal 2013-2019 (de Alexandra Arce), no a mi gestión.

Me llaman porque yo soy la autoridad actual y represento al Municipio, no porque tenga algo que ver con ese proceso fallido. Las autoridades somos responsables por acción u omisión, y en este caso yo he actuado pidiendo la intervención de las entidades de control.

Publicidad

Christian Mendoza, gerente de Emapad, mostró a este medio, en junio de este año, los problemas de los pozos de agua repotenciados en Chobo (Milagro), donde las bombas y motores estaban a un costado en el piso, sin funcionamiento. Foto: El Universo

El informe de Contraloría habla de fallas y sobreprecios

Ofrecieron hacer cuatro pozos nuevos, pero no hicieron ni uno, hicieron algo que le llamaron ‘repotenciación’, que fue construir unos ductos al que le llaman poco al lado de los que ya estaban y que han cumplido su vida útil. Eso lo encontramos con fallas, pero las reparamos en la medida de lo posible y salimos adelante. Ellos también recibieron dinero para otro contrato para redes, que fue otro gran engaño a la población y a las entidades de crédito del Estado.

En la coop. 5 de Junio, donde estamos haciendo veredas y asfaltando calles, allí los medidores no sirven y las redes no existen. ¿El contratista quién fue? Eseico nuevamente, y tuvimos que terminar unilateralmente ese contrato también.

Esa obra costó 17 millones y también debe responder por ella la administración anterior. Deben responder los responsables de haber recibido tantos millones y no haber dotado de agua a Durán.

Publicidad

¿Qué ha hecho el Municipio para buscar una reparación del contrato incumplido?

La reparación hacia la ciudad, por incumplimiento del contrato, será definida por los resultados de la investigación de la Fiscalía y posteriores dictámenes de las cortes.

Mientras tanto, hemos sostenido múltiples reuniones con organismos multilaterales con la finalidad de obtener los créditos que permitan el desarrollo del Plan Maestro en la ciudad de Durán. Tenemos seis pozos viejos funcionando, a los que les damos mantenimiento, pero podrían colapsar en cualquier momento, porque su vida útil ya se cumplió, por eso necesitamos la construcción de los cuatro pozos nuevos que no se hicieron.

¿Ha podido conseguir financiamiento para eso?

Publicidad

Desde fines de 2019, la actual administración municipal se encuentra gestionando financiamiento tanto para el programa de proyectos ‘Plan Choque’, como para lo que no ejecutó la anterior administración municipal. Lastimosamente, nadie contaba con la capacidad de predecir el futuro y el real impacto de la pandemia COVID-19 en la economía mundial, lo cual ha ralentizado el proceso de financiamiento, tanto a nivel nacional (con el BDE) como internacional (Garantía Soberana para créditos internacionales).

Fue tal mala fe con que actuó la administración anterior, que esto nos ha afectado la línea de crédito con la CAF, porque lo que no era reembolsable ahora sí lo es, porque así lo establece cuando no se cumple lo que se ha prometido hacer.

Usted también apunta contra el Banco de Desarrollo de Ecuador (BDE) ¿por qué?

El BDE también es culpable por no hacer el seguimiento y la fiscalización de la obra donde hay recursos del pueblo.

Yo me allano a cumplir con la CAF y pagar lo que no era reembolsable, porque las normas están para cumplirlas, pero pedimos que no nos bloqueen con los créditos que estamos pidiendo. Hemos presentado estudios para cambiar las redes de las cinco etapas de El Recreo, donde el agua llega todo los días, pero se pierde el 85 % que se vuelve no potabilizada debido a la vetustez de esas redes que están allí desde que se creó ese sector (en 1996).

Pero ahora a Durán le toca pagar más de $ 32 millones que si ellos hubiesen hecho bien las obras hoy serían no reembolsables.

¿Cómo ha afectado todo esto a la distribución del agua en Durán? ¿Y cómo planean solucionarlo?

El incumplimiento de objetivos de la “megaobra” que prometía la administración anterior lleva a la ciudad a seguir operando con infraestructura ineficiente (a nivel de pérdidas) y que ya cumplió su vida útil, lo cual decanta en un servicio discontinuo y con una cobertura que no supera el 53 % al 2021. Como solución definitiva a implementar por parte de las administraciones municipales luego de conseguir paulatinamente debidos financiamientos tenemos lo estipulado en el Plan Maestro por los próximos 30 años, que consiste en construir 10 pozos nuevos a futuro. Para eso necesitamos la inversión privada. La primera fase del Plan Maestro la vamos a lanzar el próximo año.

Esta semana ya tenemos casi finalizado el estudio para los cuatro pozos nuevos que no se hicieron y que necesitamos de forma urgente, con su respectivo acueducto que se debe conectar al que viene de Chobo (la parroquia rural de Milagro donde está el agua que extrae Durán).

En Durán casi el 50% de la población no tiene acceso a agua por tubería, depende de los tanqueros. Foto: El Universo

Para los cuatro pozos nuevos necesitamos unos $ 8 millones y para el cambio de redes en El Recreo son $ 13 millones, eso es importante porque allí se recupera el 85 % de agua que hoy se pierde.

Queremos firmar un acuerdo con la CAF y el BDE para pagar lo que se nos convirtió en reembolsable, cuando no lo era, por la irresponsabilidad de la administración pasada. Son casi $ 13 millones que no estaban en el presupuesto y que ahora toca pagar.

Después de que la Fiscalía llamó a rendir versiones, la exalcaldesa denuncia que se están vendiendo terrenos municipales. ¿Es eso cierto?

La señora quiere desviar la atención, ella tiene que responder dónde están los más de $ 32 millones que recibió si el sistema no funciona, eso es un grave delito. Tienen que responder por el dinero del pueblo, no se puede jugar con la esperanza de Durán.

Pero vea, cualquier auditoría puede venir. Tenemos excedentes de terrenos municipales que la Ley faculta a venderlos; y en tiempo de crisis hay que optimizar y ser creativos.

Yo no voy a tener terrenos botados cuando hay colindantes que quieren invertir para ampliar sus proyectos. No son áreas verdes, esas sí la Ley prohíbe venderlas ¡cuidado! Nosotros cumplimos el debido proceso: un informe, la votación del Concejo Cantonal, que la mayoría votó a favor, el respectivo pago que ingresa al Municipio y ese dinero se reinvierte en servicios y obras. Tenemos que optimizar el presupuesto. ¡Yo no vendo áreas verdes, no mienta, y responda por el dinero que le dio el BDE para el agua! (I)