Esmeraldas

Una vivienda colapsada, caída de árboles y deslaves cerraron el tránsito vehícular en la carretera E-20 Esmeraldas-Quinindé, la mañana de este viernes 2 de febrero.

Mauro Sánchez, quien viajaba con su esposa a La Concordia (Santo Domingo de los Tsáchilas), reportó el bloqueo del tránsito vehicular y de personas en el sector El Achiote.

Publicidad

“Intentamos pasar con mi camioneta, pero fue imposible por el desbordamientos de los esteros”, dijo.

Se esperaba maquinaria para desalojar los escombros y reabrir esta carretera que une a Esmeraldas con el noroccidente de Pichincha y Santo Domingo.

Comunidad de Bolívar busca a dos universitarias que fueron arrastradas por río

Nuevas fisuras se evidenciaron en esta carretera, que es intervenida por el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) con el Cuerpo de Ingenieros del Ejército (CEE).

Publicidad

Las fuertes lluvias de este viernes en la provincia de Esmeraldas incrementaron también el caudal de los ríos Blanco y Quinindé. Se monitoreaba el nuevo puente que se construyó entre Puerto Quito y La Independencia.

En la ciudad de Esmeraldas, bomberos y socorristas estuvieron alerta ante cualquier emergencia por el desbordamiento del río Teaone, como sucedió en esta semana.

Publicidad

Tiburón ballena se varó en balneario Las Palmas, en Esmeraldas, y causó susto a turistas

Mientras, el desbordamiento de ríos y esteros ocasionó nuevamente daños en viviendas y fincas del cantón Muisne, sur de la provincia de Esmeraldas.

Filiberto Moreno, del recinto Pedro Carbo, de la parroquia rural Sálima, por segunda ocasión tuvo afectación en su vivienda con daños de electrodomésticos y muebles.

Situación similar vivió Adela Tijaro y su familia, del recinto Agua Clara y en comunidades como Boca de Tigua-Chamanga, cabecera parroquial de Sálima.

Metro de Quito no revela detalles sobre el hundimiento de casas en Solanda

También, Correntada, Boca del Sucio, Balsalito, Agua Clara, Guadurnal, Contreras y El Zapote, de la parroquia San Gregorio fueron afectadas por las lluvias y desbordamientos de ríos, esta semana.

Publicidad

“Estas localidades son vulnerables a inundaciones por estar en zonas bajas, donde se destruyeron los manglares para construir piscinas camaroneras”, comentó Leandro Cagua, agricultor.

El Municipio de Muisne y la Secretaría de Gestión de Riesgos (SRG) atendieron a 52 familias de estas comunidades con ayuda humanitaria y colchones.

En Rioverde (norte de Esmeraldas), viviendas y cultivos también se inundaron en la parroquia Chontaduro por el desbordamiento de ríos y esteros. (I)