Portoviejo

Una de las rutas alternas a la altura del kilómetro 19 de la vía Montecristi-Jipijapa se habilitó al tránsito vehicular desde las 19:00 de este viernes, luego de casi 30 horas de que colapsara el puente sobre el estero Quimís.

Durante la mañana del sábado hubo resguardo y poco flujo vehicular en esa variante (sector derecho). Se espera que la segunda ruta alterna quede habilitada a más tardar este domingo. Con la ya existente está sin interrupción el principal nexo de Guayas con poblaciones del centro y norte de Manabí.

Para precautelar la seguridad ciudadana en la ruta se instalaba alumbrado público y se ubicaba la señalización para evitar confusiones y guiar a los conductores. También se ubicarán, en días posteriores, tuberías para encauzar el agua en caso de la llegada del invierno, de acuerdo con la planificación realizada por el Consejo Provincial de Manabí, que lideró junto con el Ministerio de Transportes y Obras Públicas (MTOP) la habilitación de variantes a los costados del puente caído.

Se habilitó variante vehicular en vía Montecristi-Jipijapa por colapso de puente

“Gracias al trabajo en conjunto de la Gobernación de Manabí, MTOP, CNEL, Policía Nacional, Gobierno de Manabí y empresa privada ha sido posible cumplir nuestro compromiso, en pocas horas se abrirá la nueva variante”, afirmó Juan Francisco Núñez, gobernador de Manabí.

Ahora, el Gobierno nacional está a la espera de finiquitar el crédito con el banco chino Eximbank, con el que se financiará la construcción de tres puentes en Manabí: dos en la vía Montecristi-Jipijapa, como lo son los de Quimís y Sancán; y uno más en la parroquia Lodana del cantón Santa Ana, una obra que ha esperado más de cuatro años, pues una parte de ese viaducto cedió ante la fuerza del agua en abril del 2017, y desde esa fecha el acceso a Santa Ana solo se lo hace por un carril del puente que quedó.

Fanny Farías, coordinadora de la zonal 4 del MTOP, declaró que el puente sobre el estero Quimís tendrá un costo de unos ocho millones de dólares. (I)