El clima de Quito seguirá presentando mañanas con el cielo nublado o parcialmente nublado, y tardes lluviosas, que pueden estar acompañadas de tormentas eléctricas, al menos hasta el 16 de junio, de acuerdo con los pronósticos del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi).

El actual ambiente de la capital, al igual que en el resto del país, responde a la transición climática hacia la estación seca del año, que empieza en julio, explica Javier Macas, especialista de la Dirección de Pronósticos y Alertas Hidrometeorológicas del Inamhi.

“Actualmente, tenemos incidencia de humedad que ingresa por la cuenca Amazónica, y que se ha visto favorecida por la circulación del viento y otros sistemas atmosféricos, los cuales han potenciado que la humedad se presente como nubosidad. Los eventos más intensos se registraron en la región amazónica y también en la región interandina”, detalla Macas.

Este cambio de estación ha sido inusual y más intenso que en los últimos cinco años. Macas describe que normalmente la transición se presenta en mayo, pero en esta ocasión se ha extendido a las primeras semanas de junio, debido a las fuertes precipitaciones de la época lluviosa.

Para tener una idea de la situación, el especialista expone que, en 24 horas, durante el fin de semana del 12 y 13 de junio, llovió más que el promedio usual del mes. Antes, en todo junio las precipitaciones alcanzaban un nivel de 38,8 milímetros; sin embargo, solo en el último fin de semana se registraron 38,1 milímetros. “Fue un evento de precipitación bastante alto”, manifestó Macas.

Los habitantes de Quito podrán esperar temperaturas máximas de hasta 23 grados, por la mañana, y mínimas de hasta 10 grados, por la tarde.

“Las precipitaciones van a continuar, principalmente los próximos dos días (15 y 16 de junio). Vamos a tener presencia de niebla en la mañana y en la noche. Las precipitaciones, al darse en la tarde, pueden ser más intensas. Los días jueves y viernes (17 y 18 de junio) es probable que tengamos más radiación por la tarde”, advierte Macas.

Con este panorama, el experto recomienda a los ciudadanos tomar las previsiones necesarias para que no les sorprendan posibles lluvias fuertes durante las tardes o el clima nublado, por la noche y madrugada.