Quevedo, LOS RÍOS

Un adolescente de 14 años fue aprehendido junto a Bryan Israel Q., de 22 años, durante un operativo antidelincuencial que realizaron varias unidades de la Policía en el sector Juan de Dios Zárate de Quevedo.

La Policía informó que el menor de edad registra dos procesos de orden judicial: uno por robo y otro por tenencia ilegal de arma de fuego.

Publicidad

El otro detenido, Bryan Israel, cuenta con cinco detenciones por robo, asociación ilícita y existencia del delito, además de constar en el sistema diez procesos judiciales en su contra por varios delitos como tráfico de drogas, tenencia de armas, municiones, explosivos y accesorios.

En un reporte policial, los agentes indicaron que los dos sujetos serían, al parecer, integrantes de la organización criminal Los Choneros y estarían involucrados en delitos como tenencia de armas de fuego, municiones y explosivos, para usarlas en hechos extorsivos, robo a mano armada y delitos contra la vida.

‘Me llevé las manos al pecho, según yo, para aguantar la bala, pero vi que la pistola tenía un orificio muy pequeño y arranqué'

Durante el operativo denominado Trueno, que estuvo a cargo de la Unidad de Investigación de Delitos de Tenencia, Porte y Tráfico de Armas y Explosivos, los uniformados decomisaron dentro de una vivienda un lanzagranada, además de un fusil, dos revólveres, tres granadas, cuatro alimentadoras, más de 732 municiones de diferentes calibres, celulares y hasta un panfleto.

Publicidad

Uno de los objetivos del operativo fue prevenir posibles atentados y actos violentos derivados del enfrentamiento entre grupos delincuenciales organizados y que operan en la provincia de Los Ríos, que ha desembocado en el incremento de homicidios y varios delitos.

Vecinos del sector indicaron que varios sujetos al ver que llegaron los agentes de la Policía y de las Fuerzas Armadas corrían a esconderse mientras alertaban a otros gritando.

Publicidad

Denuncian por intimidación al concejal César Pinoargote, quien amenazó a grupo de personas en Salinas

Uno de ellos era Bryan Israel Q., quien trató de ocultarse en una de las seis viviendas que los policías allanaron y eran presuntamente utilizadas para el almacenamiento de armas de fuego, municiones y explosivos, para luego usarlos en actividades ilícitas como la extorsión, delitos contra la vida y robo a mano armada. (I)