A pocas semanas de terminar el 2021 en Tulcán, en la frontera con Colombia, se registran seis muertes violentas, una menos que en el 2020; sin embargo, la inseguridad en el sur de la ciudad creció debido a la presencia de grupos delictivos originarios de Venezuela.

Uno de los lugares con mayor incidencia es la terminal terrestre, donde a 300 metros fue asesinado un extranjero, la semana pasada, con siete disparos de arma de fuego e identificada una granada de fragmentación que iba a ser arrojada por uno de los cuatro aprehendidos en este caso.

Las primeras investigaciones hacen presumir que se trató de un ajuste de cuentas, producto de la disputa de territorio en este lugar y en las trochas que comunican a Ecuador y Colombia, donde operan bandas dedicadas al tráfico de migrantes.

Anteriormente fueron aprehendidas dos organizaciones que tenían controlada está infraestructura (terminal) para el cometimiento de varios delitos, entre los que consta microtráfico.

Publicidad

La primera operación terminó con ocho extranjeros sentenciados, tras acogerse la mayoría al procedimiento abreviado. La segunda acción en cambio aprehendió a 16 personas, entre venezolanos y ecuatorianos, a quienes un juez dispuso medidas sustitutivas.

Los detenidos en los tres operativos que incluyeron allanamientos han sido relacionados con la violenta y sanguinaria banda denominada “El Tren de Aragua”, que opera en Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y Chile con un amplio historial delictivo.

Medidas

Frente a los hechos registrados, la Mesa de Seguridad del COE de Carchi evaluó la seguridad interna y externa de esta infraestructura administrada por el Sindicato de Choferes.

Tras el último suceso que tiene conmocionada a esta ciudad fronteriza se han reforzado los operativos militares y policiales. En una reunión desarrollada el lunes se acordó varios compromisos que se cumplirán sin prórroga hasta el 15 de enero del 2022.

Se dispuso incrementar el número de guardias de seguridad privada; el cumplimiento estricto del objeto de la contratación de bodegas y oficinas que se arriendan en el interior de este lugar, dónde según denuncias hay la presunción de que allí desarrollan actividades relacionadas con el tráfico de migrantes.

Publicidad

Además la administración de este lugar dotará de identificación al personal que labora en las instalaciones; está prevista también la instalación de un torniquete único para ingreso y salida de pasajeros.

La entrega directa de los tiquetes de embarque a los usuarios se efectuará en la parte interna; así mismo se otorgará obligatoriamente la guía de remisión para envío de encomiendas.

Uno de los compromisos a cumplir será la colocación de sellos de seguridad en la puerta de los buses en la terminal, control Sur y Julio Andrade y viceversa; y será ubicada una cámara de video vigilancia.

La Universidad Politécnica Estatal del Carchi realizará un estudio técnico de modernización; mientras que la administración deberá modernizar el estatuto y reglamento para el funcionamiento de esta estación. (I)